Pan de horno de maíz cariaco: Una dulce tradición de la cocina aragüeña

La tradición data de 1910, cuando se elaboraba ese dulce en los hornos fabricados por los indígenas Caribes y Menegotos, que habitaron en las riberas del Lago Tacarigua, muy cerca del municipio Libertador.

Esta práctica atraía a dulceros de Santa Cruz de Aragua y de Turmero, que visitaban Palo Negro para intercambiar experiencias con las familias que se dedicaban a este arte culinario y que ha permanecido en el tiempo.

Esta costumbre aún se mantiene entre aragüeños y turistas, que atraídos por la tradición dulcera de Palo Negro, frecuentan esta localidad los fines de semana en busca de estos manjares.

Gladis Salazar, dulcera de Palo Negro, explicó parte del proceso de elaboración del pan de horno que se prepara a base de maíz cariaco tostado, ingrediente que lo convierte en una tradición propia de esta pintoresca población aragüeña, situada al suroeste del estado Aragua, a escasos 15 minutos de Maracay.

"La materia prima para preparar el pan de horno se busca en el llano y se almacena en cuñetes para luego tostar y moler el maíz", explicó Salazar, quien es la encargada de preparar la masa desde hace 20 años, cuando se inició junto a su hermana en esta labor.

El maíz cariaco debe tostarse en calderos y molerse para evitar que le caigan gorgojos. "Esta harina se mezcla con manteca, papelón y especies de guayabita, clavito y anís dulce. Luego se vuelve a moler para que agarre más consistencia y con esa masa se elaboran las rosquistas del pan de horno", precisó.

El proceso de cocción es de 15 minutos en el horno. "Una vez que el pan de horno haya fraguado se saca del horno y se deja reposar unos minutos. Luego se vuelven a meter 15 minutos más en el honor para agalletar las rosquitas y cuando están listas se envasan en un recipiente plástico, para que no pierdan el efecto", apuntó.

Salazar comentó que en otras regiones del país preparan el pan de horno con maíz tibio. "En lugar de tostar el maíz, lo hierven y escurren para molerlo y amasarlo".

Entre los ingredientes utilizados para la elaboración de este dulce se encuentra la harina de maíz cariaco tostado, papelón, anís, clavitos dulces, manteca vegetal y de res, que se emplea para preservar el origen llanero del pan de horno.

Las conservas de coco, unas con papelón y otras con azúcar, acompañan la exhibición de dulces en la plaza Bolívar de Palo Negro, donde cada fin de semana la señora Gladis Salazar expone una amplia variedad de dulces.

La paledonia o catalina trujillana también forma parte de los manjares que endulzan el paladar de propios y extraños que frecuentan la pintoresca población en busca de los besitos de coco, uno de los más solicitados y los primeros que se agotan.

Estos manjares se preparan en la calle Rivas Davila, casa N. 56 de Palo Negro, en la casa de la señora Eloina Salazar, presidenta de la Asociación de Dulceras.AVN

Categoria: