Cómo hacer una salsa roquefort

Puedes usar esta salsa roquefort para lo que quieras. Pastas, aperitivos, pan tostado, ensaladas, lo que desees. Sin embargo, debes tomar en cuenta que es posible que a los niños no les guste, porque el sabor es muy fuerte. ¡Pruébala y lo comprobarás!

Ingredientes:

(12 porciones)

1/2 kilo de queso roquefort de buena calidad
1 taza de mantequilla sin sal
3 tazas de vino blanco
4 cucharaditas de pimienta negra, molida
2 tazas de crema de leche
3 cucharadas de perejil, picado

Preparación:

Antes de preparar esta receta de salsa roquefort, te cuento que, en caso de que no lo consigas, puedes reemplazar el queso roquefort por un queso azul de otro tipo, siempre y cuando sea un queso fuerte para que el sabor original de esta salsa no se pierda. Recuerda también que la mantequilla debe ser sin sal porque ya de por sí este queso es muy salado, ¡y usaremos bastante cantidad!

Dicho esto, ¡manos a la obra! Que nos vamos a cocinar.
Une la mantequilla y el queso y mezcla en un envase hasta que forme una crema suave.

En una sartén, añade el vino con la pimienta. Pon a hervir a fuego alto hasta que se haya reducido a 1/3 de lo que era originalmente. Luego añade la crema y reduce a la mitad de igual forma, pero con el fuego un poco más bajo.

Mientras mezclas y con el fuego bajo, añade la mezcla de queso y mantequilla: debes hacerlo de a poco para que se vaya derritiendo.

Al final, añade también el perejil y saca del fuego de inmediato. Prueba si falta pimienta o sal, aunque si sigues todos los pasos no debería. Para que la salsa se mantenga cremosa debe estar caliente o tibia siempre.

Sirve con lo que prefieras. Aquí vemos una interesante opción, ¿no? ¡Carne y patatas!

Fuente: http://www.elgranchef.com/2010/06/02/como-hacer-salsa-roquefort

DJ

Categoria: