3 consejos básicos para plantar y sembrar hierbas

Además de ser relajante y llenar tu cocina de un agradable aroma, tener hierbas y condimentos sembrados en tu hogar es algo amigable con la naturaleza y siempre tendrás lo más fresco.

Para plantar

Primero que nada necesitas mucho sol, así que debes elegir un lugar soleado y protegido del viento.

La plantación puede hacerse en suelo o en macetas, de ser en suelo es necesario que éste posea un excelente drenaje.

En caso de plantar condimentos elegir un sitio próximo a la cocina para tener fácil y rápido acceso.

Labrar el terreno a 25 cm de profundidad es ideal para dejarlo suelto y blando.

Eliminar las malas hierbas, cuando labres la tierra deshazte de los trozos de raíces tanto como le sea posible.

El uso de abono orgánico (composta, estiércol, etc.) es una ayuda fundamental si el terreno es pobre en nutrientes.

Si se utiliza una maceta agregar piedrecitas que faciliten el proceso y amortigüen la planta.

Para sembrar

Las hierbas pueden ser compradas en centros de jardinería o viveros para posteriormente ser plantadas en el jardín, sin embargo pueden ser sembradas y germinadas por usted mismo por medio de paquetes de semillas y semillas en general.

Las hierbas aromáticas, condimentarias y medicinales se dividen en anuales (duran una estación) y otras perenes (varios años ininterrumpidos).

El procedimiento por medio de semillas es el siguiente:

Procurar sembrar en primavera como época ideal.

De realizarse el sembrado en una maceta, cubrir con un plástico para retener a humedad y regar a diario es fundamental.

De realizarse en un jardín regar constantemente y supervisar.

A medida que vayan creciendo las plantas, es importante “pinzar” cortar las puntas de los tallos largos con el fin de hacer más densa y compacta la planta.

Fuente: Cocina y vino

AM

Categoria: