¡Simple! 4 maneras de preparar tus propios quesos para untar

¡Simple! 5 maneras de preparar tus propios quesos para untar

Los quesos para untar son fantásticos para picar. Saber aromatizarlos y darles un extra de cariño en casa puede ser una gran idea a la hora de compartir.

A continuación unas ricas sugerencias:

1. Queso con espinacas y frutos secos

Si te encantan las combinaciones con queso y verduras, deberías probar esta receta en la que se mezclan espinacas con queso para untar y frutos secos.

Ingredientes:

100-150gr de espinacas
2 ó 3 cucharadas de queso crema
1 cucharada sopera de nueces (mejor si están molidas)
1 cucharada sopera de pasas
Un chorrito de aceite
Una pizca de sal y pimienta

Preparación:

Lava bien las espinacas. Si lo prefieres también puedes trocearlas (aunque a mí me gusta más la presentación de la hoja entera). Después las escurre de forma que no quede rastro alguno de agua.

Posteriormente, en una sartén caliente adicionamos un poquito de aceite y sal e incorporamos las espinacas. Las salteamos durante unos minutos y, ¡listo! Ya las tenemos cocinadas.

De forma previa habremos preparado aparte un par de bolas de queso crema o para untar (ayúdate de una cuchara o del instrumento que usamos para servir el helado) y un pequeño recipiente con las pasas y las nueces peladas.

Será el momento entonces de crear sobre la fuente o plato que vamos a utilizar. Añadimos las espinacas (mejor calientes) y después vamos colocando el resto de ingredientes al gusto. Finalmente, salpimentamos con ligereza.

2. Mozzarela con tomate para untar

Si te gustan las opciones que combinan las hortalizas, entonces no puedes dejar pasar esta receta de salsa de tomate con mozzarella para untar.

Ingredientes:

12 hojas de albahaca
120 gr de queso mozzarella
100 gr de paste de tomate
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de orégano
Pan tostado o galletas integrales
Sal a gusto

Preparación:

Precalienta el horno a 200°C.

Sirve la pasta de tomate en un recipiente. Agrega orégano, aceite de oliva y sal a gusto. Remueve bien el contenido y deja reposar.

Corta el queso mozzarella en cubos pequeños.

Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino y coloca los cubos de mozzarella junto con una cucharada de pasta de tomate. Lleva al horno por unos 5 minutos hasta que el queso se derrita. Retira del horno.

Unta sobre galletas o panes tostados. Decora con albahaca y sirve de inmediato.

El secreto: para disfrutar de un mejor sabor puedes llevar la salsa de tomate a ebullición. Sirve caliente.

3. Receta con aceitunas y cebolleta

Si buscas una opción un poco más mediterránea en cuanto a cremas de queso, entonces no puedes dejar de probar a hacer en casa este queso para untar con nueces, aceitunas y cebolleta.

Ingredientes

1 paquete de queso crema (8 onzas)
1/2 taza de pecanas picadas (nueces americanas)
1/2 taza de aceitunas rellenas picadas
1 cda de mayonesa
1/4 taza de cebolleta picada

Preparación:

Mezcla en un bol el queso crema, las aceitunas y la cucharada de mayonesa. Separa la mezcla en dos partes iguales y realiza dos cilindros. Envuélvelos en papel film y lleva a la heladera media hora.

Aparte coloca las pecanas en una placa de horno y hornéalas durante unos 10 minutos o hasta que estén tostadas, revolviendo de vez en cuando. Deja enfriar por completo.

Justo antes de servir retira los cilindros de la heladera. En un plato coloca las pecanas y la cebolleta picada y pasa ambos cilindros por el plato hasta cubrir con la mezcla los rollos. Lleva a la mesa con tostaditas y galletas.

4. Queso parmesano para untar

Cuando nos referimos a los quesos crema, seguramente por norma no incluímos a los más fuertes y duros. Pero en este caso, te enseñamos cómo sacarle partido.

Ingredientes:

2 ½ tazas (150g) de queso parmesano finamente rallado
¼ taza de aceite de oliva extra virgen
¼ taza de vino blanco seco
Opcional: cebollín picado, ralladura de limón, ají molido, hierbas aromáticas secas, tomates disecados picados.

Preparación:

Ralla el queso con un rallador fino.

Mezcla el queso con el aceite de oliva y el vino en un frasco o pequeño bowl, revolviendo suavemente hasta integrar bien los ingredientes.

Guárdalo en la heladera (puedes guardarlo durante dos semanas). Si al servirlo se separan un poco el aceite y el queso, simplemente revuelve el dip con una cuchara para volver a integrarlo.

Al momento de servir puedes agregar algunos ingredientes extra para saborizar a modo opcional, como pueden ser cebollín picado, ralladura de limón, ají molido, hierbas aromáticas o lo que desees.

Sirve con galletas saladas, tostadas, chips o pancitos para acompañar.

EA

Categoria: