5 trucos de cocina que te facilitarán la vida

5 trucos de cocina que te facilitarán la vida

La cocina puede ser fascinante para los que tienen talento y conocimiento, pero para quienes no saben ni cómo hacer un huevo duro, puede ser un verdadero suplicio.

La idea es que no sea sufrido, y por eso compartiremos algunos trucos para que no te compliques de más tratando de impresionar a tus invitados o a tu familia.

Pueden ser útiles para esos momentos en que no cuentas con demasiado tiempo y también para ocasiones en que quieras cambiar un poco los pasos para lograr cada receta.

Porciones y recipientes

A veces, no contamos con todos los implementos para evitar hacer comida de más. Si tienes recipientes más grandes de lo que necesitas, puedes usar papel aluminio para simular que fuera más pequeño. Eso sí, sólo será útil para preparaciones que no tengan demasiado volumen.

Platos temperados

A nadie le gusta cuando la comida se enfría, sobre todo si es pasta. Para evitar esto, puedes temperar los platos antes de servir la cena. Mete la vajilla por 5 minutos en el horno (a 200°). Puedes hacer lo mismo cuando es una receta fría, sólo que en vez del horno, refrigéralos durante 10 minutos antes de servir. Asegúrate de que el material de los platos sea apto para cambios de temperatura.

Para la masa

Si no tienes uslero o una rodillo de madera para amasar, puedes usar una botella de vino vacía. Es excelente para dar forma, y como el vidrio es resistente, será útil para ese objetivo.

Vegetales coloridos y crujientes

A veces, cuando cocemos las verduras, estas pierden un poco de ese color vibrante que tienen cuando están crudas. Para conservar el color, agrega una cucharada pequeña de bicarbonato al agua de cocción. Para que también estén crujientes, evita una cocción demasiado larga y cuando los saques de la olla, pon los vegetales en un recipiente con agua con hielo para frenar la cocción.

Mantequilla en su punto justo

Necesitas cocinar con mantequilla, pero tiene que ser en un punto específico: ni demasiado dura, ni tampoco derretida. ¿Qué hacer? Usa un rallador grueso. Tal como rallas la zanahoria, hazlo con la mantequilla para ablandarla y para ayudar a que alcance una textura indicada.

Fuente: Sabrosia/a>

PS

Categoria: