8 ideas fantásticas y saludables que te ahorrarán tiempo en la cocina

8 ideas que te ahorraran tiempo en la cocina

Si está tratando de hacer dieta, preparar tus propias comidas es la clave. Pero cuando llegas a casa exhausto después de un largo día de trabajo, lo último que quieres hacer es picar cebolla o esperar a que un pollo se ase. Estas 8 ideas te darán la clave para mejorar tu tiempo en la cocina.

La forma de evitar rendirse y abandonar la dieta es preparar tu comida con anticipación, para que tengas todos los ingredientes listos para ir al microondas, o mejor aún, un alijo de comidas preparadas listas para poner en tu plato. Para ayudarte a organizar tu tiempo de preparación, reunimos estas 8 ideas de cinco nutricionistas con consejos fáciles, publicadas en Food & Wine.

1.- Picar un montón de verduras

Si estás preparando comidas solo para ti o para otra persona, no debería tomar más de una hora lavar, pelar y picar todas las verduras que necesitarás durante toda la semana. Julie Upton, RD, sugiere preparar suficientes verduras para cuatro o cinco días, así tendrás verduras para lanzarlas a una sartén, en una bandeja en el horno o simplemente para comer crudas.

¿No te gusta la idea de ensuciar una tabla de cortar o la encimera de tu cocina? "Compra entonces verduras picadas en el mercado", sugiere Brooke Alpert, RD, autor de The Diet Detox. Seguramente las verduras precortadas son más costosas, pero si te ayuda a comer más sano, podría valer la pena el dinero extra.

2.- Cocinar una o dos fuentes de proteínas

Cocina pechugas de pollo, filetes de pescado a la plancha o hierve media docena de huevos a la vez, y tendrás proteínas versátiles y de alta calidad que podrían durar toda la semana laboral. Upton tiene un truco para preparar una porción grande de pollo: "Hierve un pollo entero, luego usa el pollo cocido durante la semana para varios platos como sopa o guisos".

Los veganos y los vegetarianos también pueden robar este truco cocinando una olla grande de lentejas, garbanzos o frijoles, con la intención de agregarlos a los platos a base de verduras durante toda la semana.

3.- Empaca los alimentos en contenedores de almacenamiento

Utiliza recipientes de almacenamiento de alimentos de diferentes tamaños, de modo que tengas lugares para separar y guardar verduras, salsas, proteínas y otros artículos precocidos. Los contenedores también los ayudarán a mantenerse frescos. "También se pueden usar recipientes de preparación de comida de vidrio rectangulares, para que puedan refrigerarse y luego hornearse y / o calentarse directamente en el microondas", recomendó Sharon Palmer, RDN.

Para algunos alimentos, las bolsas de plástico funcionan igual de bien. Katherine Brooking, MS, RD, sugiere almacenar sus verduras preparadas en bolsas de plástico en las proporciones adecuadas para cada comida que planeas preparar. "Los pongo en una bolsa hermética con una fecha para poder usarlos durante la semana".

4.- Mantenga tazas de medir cerca

Una vez se tienen los recipientes llenos de alimentos para una semana, puede ser difícil saber el tamaño de porción adecuada para preparación, Cynthia Sass, MPH y editora de nutrición, sugiere dejar tazas de medir limpias en el refrigerador encima de los recipientes de alimentos.

"Así se pueden sacar en las proporciones correctas", dice Sass. "Apunto a dos tazas de verduras, media taza de legumbres cocidas (frijoles, lentejas, garbanzos), o media taza de ensalada, y media taza de almidón cocido (batata, quinua, arroz integral, papa morada)".

5.- Doblar en porciones

Al preparar la cena para su familia, Upton prepara porciones adicionales de verduras, granos y pollo para usar como ingredientes en futuras comidas. Es una manera fácil de mantener el tiempo de preparación al mínimo, y siempre tener los ingredientes listos para un plato rápido y fresco para la noche siguiente. "Por ejemplo, las verduras adicionales se convierten en rellenos para frittatas", dice ella.

6.- Compra comida en latas

Los alimentos enlatados tienen la reputación de ser bombas de sodio no tan saludables. Pero los alimentos básicos como el atún enlatado, los tomates triturados y los frijoles proporcionan proteínas saludables y se pueden almacenar de forma segura durante meses, por lo que vale la pena tenerlos listos en la despensa. El truco consiste en revisar la etiqueta de cada producto enlatado que está pensando comprar, para asegurarse de que no se esté ahogando con sal, azúcar u otros aditivos añadidos.

7.- Invierta en electrodomésticos que ahorran tiempo

"Me encanta la idea de que puedo pasar de 15 a 20 minutos por la mañana y luego tener una deliciosa comida lista para las 5 pm usando mi olla de cocción lenta", dice Brooking. Las ollas de cocción lenta son fáciles de usar y hacen que comer sano sea mucho más fácil; Brooking prepara frijoles, salsa de tomate y pasta de tomate para hacer un chile de cocción lenta. Otras herramientas que ahorran tiempo incluyen un microondas y una olla instantánea, el aparato multitarea que actúa como olla a presión, olla arrocera y más.

8.- Confíe en algunas recetas versátiles

"El secreto para la preparación de comidas es encontrar una receta básica que realmente disfrutes y que funcione de diferentes maneras", dice Palmer. A ella le gusta hacer un gran lote de arroz de cúrcuma, luego cubrirlo con diferentes verduras y proteínas durante toda la semana. Ajustar la misma receta simple pero deliciosa mantiene sus comidas frescas y satisfactorias, pero eliminan el estrés de hacer un nuevo plato todas las noches. Palmer sugiere abastecerse de granos enteros, col rizada o pasta, que funcionan bien como la base de muchas cenas abundantes y saludables.

EA

Categoria: