Cata multisensorial de ron sacudió los sentidos de los caraqueños

Bajo la conducción de Merlín Gessen y de la mano de Ron Carúpano y Sip A Rum se llevó a cabo el Primer Evento Neurogastronómico en Caracas. La noche se acercaba y la entrada del restaurante El Asador de Caracas, ubicado en Las Mercedes, se llenaba de gente entusiasmada y ansiosa por vivir una experiencia neurosensorial sin precedentes a través de la cata de uno de los productos más reconocidos no solo a nivel nacional, sino en todo el mundo: el ron venezolano.

En la parte superior del lugar, luego de subir el trecho de escaleras, el ambiente era íntimo y acogedor. Un cartel de Ron Carupano le daba la bienvenida a todos los asistentes a la primera cata multisensorial de ron en Caracas de la mano de Sip A Rum y el investigador neurogastrónomo Merlín Gessen, quién además fue el encargado de conducir el viaje de las “fórmulas del sabor”.

Luego de una presentación por parte de Victoria Egloff, gerente de marca de Ron Carupano, en la que los asistentes pudieron apreciar el tono ámbar del ron, su olor y percibir a través de tragos cortos la frescura y el calor del producto. Empezó el viaje junto a Gessen, quien con trago en mano y entre jocosas conversaciones indicaba las instrucciones y pasos para apreciar cada gota del ron de 12 años y 40 grados de alcohol que cada uno de los presentes tenía en su vaso.

Gessen explicó la importancia de poder identificar las sensaciones somáticas, las texturas y las fórmulas de sabor. En exclusiva para El Nacional Web indicó que el cerebro utiliza cada elemento que se encuentra alrededor para poder crear el sabor en la mente.

Las personas reían ante las bromas de Merlín, pero se mantenían concentradas en la explicación y en el sabor del producto venezolano. La dinámica sensorial se dividió en tres partes que permitieron apreciar al máximo el poder del ambiente, de la memoria y sobre todo de la capacidad del cerebro para evocar sensaciones.

Con una imagen de una barrica de ron en el retroproyector que acompañó toda la velada, sonidos de crujido de madera y la guía de Gessen, los asistentes pudieron apreciar el sabor rústico del ron, que era completamente distinto al trago inicial.

“Sabe a madera, es increíble”, aseguró una de las asistentes.

Posteriormente, con imágenes de una cena francesa elegante y música clásica, todos los presentes realizaron un brindis celebrando el encuentro. ¿La sorpresa? El trago ya no era rústico, ahora su sabor era sutil y se asemejaba al de la champaña. Merlin explicó, ante el asombro y curiosidad de todos, que todos los cambios formaban parte de la experiencia neurosensorial que estremecía cada uno de los sentidos.

La muestra final fue bajo un ritmo caribeño acompañado de imágenes tropicales y audiovisuales que emocionaron el ambiente. Entre aplausos, gritos y risas todos alzaron su vaso y dieron un último sorbo que se apreció vibrante y hasta refrescante. Gessen explicó que todo esto se debía a la transferencia emocional, una vez que cambia la emoción, cambia el sabor.

La velada, que tuvo lugar el 10 de mayo, culminó bajo los agradecimientos de los presentes y de Merlín, quien explicó que desde hace dos años fue cuando decidieron crear experiencias gracias a la neurogastronomía. Gustavo Castellanos, gerente general de monitoreo digital de Sip A Rum, pidió que siguieran viviendo más experiencias juntos.

Entre sonrisas, tragos y experiencias sensoriales únicas se dio por finalizada la primera cata multisensorial de ron en la que indicaron que siguen creyendo en el talento y el producto venezolano. La meta es hacer consciente lo inconsciente y abrirle las puertas a nuevas vivencias y a un nuevo mundo gastronómico que promete convertirse en uno de los principales no solo de Venezuela, sino de todo el continente.

Fuente: El Nacional / AM

Categoria: