¿Cómo conservar el pan crujiente y evitar que se endure?

¿Cómo conservar el pan crujiente y evitar que se endure?

Te damos consejos para que puedas guardar tu pan sin miedo a que se endurezca y conservar su sabor crujiente

¿Te ha pasado que el pan se endurece muy rápido? Si antes botabas este alimento por no poder regresarlo a su estado normal, te contamos que sí es posible mantener su sabor natural.

Luego de las frutas y verduras, el pan es el principal producto desperdiciado. Lo que contribuye al incremento de gases del efecto invernadero. Si quieres luchar contra el cambio climático y no malgastar tu dinero en un pan duro y tieso, sigue leyendo:

Guárdalo en un ambiente seco

El primer consejo para conservar el pan es mantenerlo en un ambiente seco, en una panera o bolsa de materiales permeables, como el papel y la tela. Si lo guardas en bolsas de plástico puede permanecer más tiempo blando, pero con la corteza correosa.

Hay que tener en cuenta que los panes de mayor tamaño y formas redondeadas, como las hogazas, tardan más en secarse porque tienen menor superficie de intercambio, por lo que se deterioran más lentamente.

¿El pan se puede meter a la refrigeradora?

Los panes blandos, como los panes de molde, pueden congelarse sin ningún problema y, tras la descongelación a temperatura ambiente, quedan prácticamente igual que antes.

Puedes probar a congelar los panes que habitualmente consumes y verificar si tras la descongelación son aceptables, ya que este criterio varía con el tipo de alimento y por supuesto, tu paladar.

También es conveniente congelar el pan en trozos más pequeños, correspondientes a una ración, para evitar descongelar una barra entera que no va a ser consumida.

¿Y si el pan se endurece?

Para darle una segunda oportunidad al pan que se ha resecado o endurecido, solo tenemos que tostarlo, en una tostadora, plancha o sartén. También es posible hacerlo en el horno, pero tienes que estar atento a que no se queme.

¿Se puede utilizar el microondas?

Lo que no debes hacer es calentar el pan en el microondas, ya que este proceso contribuye a secar la humedad de la miga. Aunque al sacarlo del microondas, el pan pueda estar blando, por los cambios que sufre el almidón, este se endurece rápidamente. Y la corteza nunca quedará crujiente.

Con información de América TV

EB

Categoria: