Cómo conservar un vino después de abierto

Cómo conservar un vino después de abierto

Hay que tener ciertos cuidados y trucos guardados bajo la manga. Uno de ellos es tener una bomba de vacío manual, que permitirá que el vino no esté en contacto con el oxígeno (su enemigo principal).

Abrir una botella de vino para solo una copa es un acto impensable. La gran inquietud surge cuando se piensa en la posibilidad de perder sus cualidades por solo degustar de un par de sorbos y no poder conservar un vino para otro momento.Es cierto que este tipo de bebidas son sumamente delicadas y más cuando ya está expuesta al medio ambiente.

Para conservar un vino en buen estado luego del descorche

Hay que tener ciertos cuidados y trucos guardados bajo la manga. Uno de ellos es tener una bomba de vacío manual, que permitirá que el vino no esté en contacto con el oxígeno (su enemigo principal).

Para volver a tapar el vino es muy complicado volver a ponerle el corcho en su lugar original sin ningún tipo de esfuerzo. Una sencilla solución es utilizando una navaja para reducir los bordes y así puede entrar sin mucha complicación. Es importante saber que los vinos tinto son un poco más resistentes y menos propensos a dañarse que los blancos o rosados.

Luego de degustar unas cuantas copas y aún queda líquido en su interior, y para preservarlo por unos cuantos días más colocarlo en un lugar donde no entre mucha luz. Esto se debe a que a la luz es muy perjudicial.

La nevera será el mejor amigo. Las bajas temperaturas ayudarán a que se conserven durante un par de días, el tiempo estimado para degustarlo después de abierto es una semana.

Si al pasar este tiempo no se terminó de consumir por completo, una buena vinagreta o reducción será la mejor opción para darle un buen uso sin desperdiciarlo.

Fuente: Cocina y vino

AJV

Categoria: