Skip to main content
Cómo hacer ensalada de frutas

Cómo hacer ensalada de frutas

Los días de calor nos invitan a disfrutar de una merienda liviana y refrescante. ¿Por qué no aprovechar la gran variedad de y disfrutamos de una exquisita ensalada? Es una opción deliciosa, baja en calorías y sumamente fresca.

Lo bueno es que puedes prepararte una ensalada de frutas con la combinación de frutas que tengas y consigas: la clave es que todas sean frescas.

Te damos algunas ideas de combinaciones que quedan realmente deliciosas y son muy satisfactorias y saludables. Veamos cómo hacer ensalada de frutas: compartimos una receta con frutos de verano, y otra para hacer todo el año.

Ensalada de frutas de verano

Ingredientes:

1 taza de moras
1 taza de fresas
1 taza de arándanos
1 melón pequeño
1 mango mediano
4 hojas de menta
½ limón pequeño
Opcional: crema para acompañar

Preparación:

Limpia bien la fruta y la menta. Corta el melón y el mango en cubos.
Mezcla toda la fruta junto con el jugo de limón para preservarla, y agrega las mentas para un toque de frescura.

Para hacerla más especial agrega una cucharada de crema a cada porción.

Ensalada de frutas para todo el año

Ingredientes:

5 kiwis
4 naranjas ombligo
4 naranjas para jugo
4 manzanas
4 bananas
½ limón pequeño

Preparación:

Lava bien las manzanas. Corta las naranjas ombligo en gajos y luego pélalas, para luego volver a cortarlas en cubos. Haz lo mismo con las manzanas. Pela las bananas y córtalas en rodajas.

Pela los kiwis y córtalos también en rodajas. Agrega todos los ingredientes a un bowl con un poco de jugo de limón. Exprime las naranjas para jugo y vierte el jugo sobre la ensalada.

Variantes: con estas recetas básicas puedes hacer una exquisita ensalada de frutas, y variarla según las frutas que tengas o prefieras como duraznos, uvas, patilla, granada o frambuesas: todas las combinaciones son exquisitas. Algunas ideas para acompañar son: hojas de menta, crema, una bocha de helado, almendras fileteadas o nueces picadas.

Disfruta una ensalada de frutas como merienda o desayuno: una opción sana, riquísima y a prueba de dietas. (Foto: Pixabay)