Cómo preparar una salsa cremosa de aguacate

Cómo preparar una salsa cremosa de aguacate

La salsa cremosa de aguacate le dará un sabor especial a tus ensaladas. Incluso, la puedes emplear para remplazar las salsas convencionales en tus sándwiches, pasteles y muchas otras recetas.

El aguacate se ha convertido en uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo. Debido a sus propiedades nutricionales, muchas personas no dudan en incluirlo en su alimentación habitual. ¿Quieres aprender a preparar una salsa cremosa de aguacate para tus ensaladas?

Si bien puedes encontrar en el mercado productos con estas características, siempre será mejor preparar las versiones naturales. De este modo podrás asegurarte de usar ingredientes 100 % naturales y, al mismo tiempo, estarás ahorrando dinero. ¡No te pierdas esta receta!


Salsa cremosa de aguacate para tus ensaladas: rápida y saludable

La salsa cremosa de aguacate es una receta baja en calorías que podemos utilizar para remplazar otros aderezos en la dieta. A diferencia de las salsas comerciales, no contiene químicos añadidos y se realiza combinando una serie de ingredientes buenos para la salud.

Además, el aguacate tiene características muy singulares. Por ejemplo, mientras que la mayoría de frutas están compuestas principalmente de hidratos de carbono, el aguacate es rico en grasas saludables. Asimismo, contiene aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales, entre otros importantes nutrientes.


Ingredientes

1 aguacate grande bien maduro

Comino (7 g)

1 diente de ajo

1 limón con su cáscara

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (45 ml)

1 puñado de cilantro fresco

Agua (60 ml)

1 cucharadita de sal (5 g)


Preparación

En primer lugar, toma el limón y sácale su ralladura. Resérvala para aprovechar su aroma cítrico como complemento de esta receta.

Posteriormente, exprime el zumo de limón y obtén la máxima cantidad de zumo.

Luego, corta el aguacate por la mitad, sácale el hueso y, ayudándote con una cuchara, extrae toda su pulpa.

Pela el diente de ajo y tritúralo. Además, si usas comino entero, muélelo.

A continuación, introduce todos los ingredientes en una batidora.

Procesa todo por unos instantes hasta obtener una salsa cremosa.

Si no tienes batidora, emplea un mortero. Ten en cuenta que en este caso tendrás que hacer más esfuerzo para alcanzar la textura de la salsa.

Una vez obtengas la salsa, puedes agregarla como aderezo para tus ensaladas. ¡Es deliciosa!

No olvides consultar nuestra sección especial de Recetas para completar el menú.

Fuente: Mejor con salud
YS

Categoria: