Deliciosa tortilla de papas ¡sin darle la vuelta en el sartén!

Deliciosa tortilla de papas ¡sin darle la vuelta en el sartén!

La tortilla de papas es uno de los platos más emblemático de la gastronomía española, y uno de los primeros que cualquier aficionado a la cocina aprende a dominar. Nadie diría que hacer una tortilla es especialmente complejo, pero es necesario controlar bien los tiempos y, claro, saber cuándo hay que darle la vuelta a la tortilla.

En su afán por hacerlo todo más fácil y más rápido, The Washington Post ha ofrecido a sus lectores uno de esos inventos que solo los estadounidenses son capaces de firmar: una tortilla de papas a la que no hay que darle la vuelta.

El truco, explican, es finalizar la tortilla en el horno. Al menos apuestan por bautizar al asunto como “huevos y papas a la española en una sola sartén” y, reconocen, no es una auténtica tortilla. La receta es, en realidad, más parecida a una fritatta, un clásico italiano muy popular en Estados Unidos, que es, básicamente, una tortilla rellena acabada al horno.Para hacer esta receta necesitas una sartén que se pueda meter en el horno.

Ingredientes:

Para 4 personas

• 1 Cebolla
• 6 Huevos
• 400 gr de Papas
• Aceite de oliva
• Sal
• Pimienta negra molida

Paso a paso

1.- Primero enciende el horno para que se vaya calentando, en torno a los 200 grados. Calienta el aceite en la sartén a potencia media.

2.- Mientras, lava las papas sin pelar y cortalas en láminas de unos seis milímetros. Reserva.

3.- Pela la cebolla y cortala en rodajas finas. Vierte las papas y la cebolla en el aceite caliente y fríe la mezcla por unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que las papas estén doradas por ambos lados.

4.- Cuando estén listas, saca las papas y la cebolla de la sartén con una espumadera y viértelas en un bol. Cuela el aceite, que podrás usar en otras preparaciones, dejando solo un poquito para hacer la tortilla. Bate los seis huevos, salpiméntalos generosamente y mézclalos con las papas y la cebolla.

5.- En la misma sartén, a fuego medio, vierte la mezcla de los huevos, la patata y la cebolla, y déjalo cocinando en torno a 3 minutos. Pasado este tiempo mete la sartén en el horno ya caliente, a media altura, y deja que la tortilla se acabe de hacer. Tardará unos 5 minutos, pero es muy fácil saber cuándo está hecha, simplemente tiene que dorarse la parte superior.

Otra de las ventajas de esta técnica es que es muy difícil que la tortilla se pegue. Sácala con una espátula, deja que repose un minuto y sirve.

Fuente: NoDirecto al Paladar

RA

Categoria: