Descubre cómo puedes convertirte en un gran chef sin seguir ninguna receta

Descubre cómo puedes convertirte en un gran chef sin seguir ninguna receta

En Internet podemos encontrar contenidos de absolutamente todo lo que busquemos. Pero si hay algo con lo que tropezamos a menudo es con recetas. Esta abundancia de instrucciones para realizar una variedad impresionante de comidas va en contraposición con la falta de tiempo que experimentamos en la actualidad. El ritmo de vida que llevan la mayoría de las personas hoy día, seamos sinceros, no permite mucha creatividad a la hora de preparar platos para la cena o el almuerzo.

Para recuperar la diversión de cocinar y realmente disfrutar de ese momento hace falta soltarse un poco y prescindir de las recetas. Hoy te damos entonces algunos consejos para que aprendas a ser un buen chef sin tener que seguir ninguna receta.

1. Consigue lo básico

Cada plato sin duda tendrá los ingredientes que lo hagan único pero para poder experimentar con soltura hace falta primero tener las bases de la mayoría de las preparaciones. Por ejemplo, el ajo y la cebolla están presentes en muchas preparaciones saladas (y sabrosas). Piensa también en hierbas básicas que le añaden ese toque especial a los platos y procura tenerlas siempre a mano.

2. Aprende sobre combinaciones

Saber qué sabores combinan perfecto es otra de las claves para poder cocinar sin receta. Una combinación ideal puede ser, por ejemplo, chocolate y menta o chocolate y naranja. El tomate va muy bien con el ajo y la albahaca y el jengibre se llevan muy bien con la lima y el coriandro. Prueba intercambiando los ingredientes cada vez e irás observando cuán magnífico es comer platos con mezclas que has descubierto cocinando tú mismo (y que seguro se convierten en tus favoritas).

3. No olvides probar el sabor

Esto es cuestión de costumbre. Algunas personas o incluso familias tienen la tradición de cocinar y solo probar el plato una vez servido en la mesa. Pues te recomendamos que, al principio, lo mejor es ir probando el sabor antes de servir el plato terminado. Esto te dará seguridad para seguir experimentando y te brindará conocimientos que no están escritos en ninguna receta.

4. Ríete de tus errores

Así es. Si quieres mejorar en la cocina (como en cualquier otra área) no tienes otra opción que equivocarte de vez en cuando, pero no te aflijas. Ríete de tus errores y aprende de ellos. Serán, en definitiva, tu mayor enseñanza.

5. Haz que sea divertido

Si no te gusta cocinar solo porque te aburres, invita a alguien. Una persona especial, un amigo o incluso un vecino puede convertir cualquier momento en la cocina en uno verdaderamente inolvidable. Ahora, si prefieres estar solo, coloca algo de música, baila, canta y, sobre todo, cocina lo que te gusta.

Si cocinamos aquello que nos agrada y lo hacemos disfrutando del proceso no importa cuántas veces nos equivoquemos o cuántos ingredientes hayamos utilizado. El mero hecho de experimentar literalmente con las manos en la masa, ir probando y descubrir nuevos sabores gracias a nuestro tiempo y energía invertidos definitivamente no tiene precio. Esperamos que te animes a poner en práctica estos consejos y que cocines muchos platos a pura creatividad.

Fuente: Vix

RA

Categoria: