El Asado Negro, un plato con alma y corazón caraqueño

El Asado Negro, un plato con alma y corazón caraqueño

Asado negro, un plato con alma y corazón caraqueño. Su preparación se realiza con la pieza llamada redondo de res o muchacho. El asado negro tiene origen colonial, y se supone que accidentalmente una cocinera dejó quemar la carne y luego remediando el daño incluyó salsas y condimentos, uniendo el dulzor del papelón con especias foráneas y ajíes dulces.

En su color caramelizado se pueden esconder pequeñas sorpresas de aceitunas y alcaparras, cuando se hace puyao, que quiere decir que se le abren pequeños orificios a la carne y se llenan con esos ingredientes. Una preparación perfecta para compartir en la cena o un fin de semana en compañía de la familia.

Ingredientes

1 muchacho redondo (redondo o cuadrado de res)
1 taza de aceite vegetal
2 tazas de papelón rallado
1 pimentón rojo
6 dientes de ajo
1 kilo de tomates bien rojos
1 cebolla
4 ajíes dulces
1 botella de vino tinto de cocina
4 cucharaditas de sal y una de pimienta negra

Preparación

Se machacan los ajos, se le agregan dos cucharadas de aceite, sal y pimienta, con esto untar el muchacho, dejarlo en una bandeja con vino tinto. Esperar hasta el día siguiente.
Calentar en aceite en una olla grande. Agregar el papelón y esperar se diluya y forme un caramelo, se coloca la pieza de carne y se dora muy bien, que se queme un poco el exterior.
Aparte dore la cebolla, los ajíes y el pimentón cortados en trozos medianos, al dorar llevar a licuadora junto a los tomates.
Verter en la olla, donde está la carne, la salsa de tomates y el vino sobrante de la marinada. Dejar al fuego durante 30 minutos.
En medio de la cocción, sacar el muchacho, cortarlo en delgadas rodajas y dejar nuevamente cocinando en su salsa, tapar y apagar el fuego.
Se puede servir con arroz blanco o un puré de papas, con la ensalada de su preferencia. Un buen vino tinto acompaña bien este plato, un tempranillo por ejemplo.

Fuente: Cocina y Vino

OS

Categoria: