Elena Arzak: Cada somos más mujeres chefs, la igualdad llegará

Elena Arzak: Cada somos más mujeres chefs, la igualdad llegará

Elena Arzak destacó hoy que cada vez son más las mujeres chefs y cree que con el tiempo la igualdad llegará a la alta gastronomía, algo que en su restaurante, Arzak, siempre se ha tratado con naturalidad porque la excepción en una saga de mujeres cocineras ha sido su padre, Juan Mari.

Bilbao (Norte de España) acoge hoy encuentros con algunos de los cocineros más reconocidos internacionalmente en la víspera de la gala de entrega de los premios a "Los 50 mejores" (The 50 best) restaurantes del mundo. Allí, Elena, que en el 2012 recibió de esta lista el premio a la mejor cocinera del mundo, habló del papel de la mujer en las fogones.

"Yo nací en Donosti, que siempre ha sido un matricarcado. Soy la cuarta generación de cocineros en mi familia. Mi bisabuela y mi abuela eran cocineras, mi padre creció en ese ambiente donde él era de los pocos hombres que había en el restaurante. Él nunca ha hecho diferencias, siempre ha sido muy avanzado. Hoy, el 75 por ciento del personal en Arzak somos mujeres".

"A lo mejor lo nuestro es una excepción. Yo tengo dos hijos. El año que nació mi hija mayor, Nora, nacieron cinco niños más en el Arzak, y no pasó nada, seguimos abiertos, por esa normalidad que hemos vivido siempre nos organizamos muy bien", comentó.

"Yo he crecido sin ningún tipo de diferencia, solo me he tenido que preocupar de formarme bien y trabajar mucho. Con los años -añade- te das cuenta de que te empiezan a preguntar. Viví siete años en el extranjero y, a veces, de cuarenta yo era la única mujer, me chocaba".

Elena Arzak achaca esta diferencia "a una cuestión social, dado que antes la mujer su trabajo se limitaba al área doméstica y poco a poco ha trabajado fuera de casa. Creo es que es cuestión de tiempo, y la intención es buena. Cada vez va a haber más mujeres. En las escuelas de hostelería en España (la cuota de hombres y mujeres) está prácticamente igualada. Subirá, estoy convencida".

Apunta tres nombres de jóvenes chefs españolas: la mallorquina Macarena de Castro, del restaurante Jardín; Aizpea Ohianeder, del Xarma, de San Sebastián, y la gallega Lucía Freita, de A Tafona, en Santiago. "Van saliendo cada vez más, son luchadoras y con mucha personalidad".

Sobre la clasificación de los 50 mejores -en la que Arzak está ahora en el puesto 30- la chef recordó que llevan en esta lista desde el 2004: "hemos estado más arriba y más abajo, mientras estemos, estamos encantados; evidentemente, cuanto más arriba estés más contento estás, pero formar parte es muy gratificante, porque la lista cambia mucho".

"Es muy interesante, me gusta ver gente que entra en la lista y no son conocidos. Contempla todos los estilos de cocina, que es lo que refleja la sociedad gastronómica de hoy en día. Hace treinta años los restaurantes éramos más parecidos y ahora somos más diferentes".

Además, es un "orgullo" que la gala sea en Bilbao. "A la gente le gusta dar vueltas por los sitios que están en la lista y en el País Vasco se ha generado un circuito gastronómico muy importante. Me encanta, cuando me dieron el premio al mejor cocinera del mundo, ¡madre mía la de fotos que saqué!", recordó.

Para acabar, Elena Arzak da la "receta" para ser un buen cocinero: "primero que te guste, segundo constancia y sobre todo ilusión, el qué voy a hacer mañana, no quedarte estancado. No hay que relajarse, porque como te duermas en los laureles...". EFE / RA

Categoria: