Cómo eliminar el mal olor de la nevera

Cómo eliminar el mal olor de la nevera

Ya no es por el olor, es que puede ser muy malo para tu salud y la de tu familia. Si cuando abres tu nevera en vez de notar un olor agradable y fresco, lo que notas es un olor fuerte y desagradable está claro que la higiene de tu nevera no es la más adecuada. O puede que algún alimento esté en mal estado.

El primer paso para solucionar este problema del olor en la nevera, sería intentar detectar qué alimento es el que está produciendo el mal olor. Puede que ya esté fermentando y por eso huele mal. Si no sabemos qué puede ser, la mejor decisión es sacar todo, incluido el congelador, y revisar si existen manchas secas en las paredes del refrigerador. Tendrías que realizar una limpieza profunda con agua y jabón. Sacar y fregar todas las baldas y compartimentos.

A partir de ahí, toca mantener un control periódico del estado del electrodoméstico. ¿Cómo? Hay algunas sencillas normas de convivencia entre tu 'frigo' y tú: Si se derrama algo dentro de la nevera, ya sea algún líquido o comida deberemos limpiarlo al instante, ya que si lo dejamos mucho tiempo luego será bastante más difícil eliminar las manchas producidas y también los olores consiguientes.

Además, las cebollas, ajos, salsas, restos de comida, etc., que desprenden un fuerte olor, es muy importante que queden sellados en 'tupper' o envueltos en un film transparente. Si dejamos directamente en la nevera y sin cubrir el olor se extenderá por todo el frigorífico y con el tiempo permanecerá en él aunque saquemos esa comida.

De todos modos, tenemos que ser conscientes e que en la nevera guardamos alimentos que huelen de un modo natural. Para evitarlos hay trucos caseros bastantes efectivos. Podemos hacer una pelota con miga de pan y mojarla bien en vinagre, después la ponemos en un platito y la dejamos así dentro de la nevera para que neutralice el mal olor.

Otro fácil truco es colocar dentro del refrigerador un limón partido en dos mitades con varios clavos (especia) pinchados en su pulpa. O un vaso con bicarbonato o café molido. Si optas por estos métodos, eso sí, debes acordarte de cambiar los recipientes de vez en cuando.

Fuente: Que.es

BA

Categoria: