Exótico Flan chino para merendar

El flan chino es una especie de flan, una mezcla entre un flan tradicional de huevo y un tocinillo de cielo. Se trata de un dulce delicado, suave y muy dulce que suele presentarse en lingotes pequeños. Lo particular de esta receta es que cuenta con un alto porcentaje de yemas y que se cocina al vapor. Una vez frío se desmolda y se sirve en pequeñas porciones individuales.

INGREDIENTES
250 ml. leche entera
12 yemas
3 huevos M
600 gr. azúcar
260 gr. agua
1 vaina de vainilla
Para el caramelo: 6 cdas. azúcar y 2 cdas. agua

PREPARACIÓN DEL FLAN CHINO

Comenzamos preparando el caramelo líquido. Para ello, en un cazo, añadimos las 6 cucharadas de azúcar y el agua. Ponemos el cazo al fuego y dejamos hasta que el azúcar se haya disuelto y se vuelva el caramelo doradito. Vertemos el caramelo en los moldes que vayamos a utilizar y reservamos.

Calentamos la leche y la reservamos para emplear un poco más tarde caliente.

En un cazo añadimos el agua, el azúcar y la vaina de vainilla. Calentamos hasta que el azúcar esté disuelto y en ese momento apagamos.

En un bol batimos las yemas con los huevos enteros. Añadimos el almíbar muy poco a poco, en un hilo sin parar de remover hasta que se haya integrado todo. Incorporamos la leche caliente y continuamos utilizando las varillas hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Con una espumadera retiramos la espuma que se habrá creado y vertemos la mezcla sobre los moldes que ya tenemos preparados con el caramelo. Para verter la mezcla lo haremos colándola, no directamente.

Elegimos una cazuela de forma que nos quepan los moldes que hemos elegido para preparar el flan. Colocamos una rejilla u otro tipo de soporte en la base de la cazuela, de tal forma que podemos poner los moldes con el flan sobre el y nunca toquen el fondo. Yo he utilizado unos cortante de galletas que tenía por casa pero una rejilla sería perfecto. Se trata de cocinar el flan chino al vapor sin que toque el fondo de la cazuela ni le entre agua.

Colocamos los moldes sobre la base que hayamos elegido dentro de la cazuela, rellanamos con agua hasta que llegue 1 cm. Por encima de la base de los moldes y tapamos los flanes con papel de aluminio. Cocemos, con la cazuela tapada, durante 30 o 40 minutos desde el momento en el que el agua comienza a hervir.

Pasados este tiempo dejamos que los flanes se enfríen a temperatura ambiente antes de guardarlos en el frigo.

En el momento de servir los flanes los desmoldamos dándoles la vuelta y sólo nos queda disfrutarlos como postre de categoría. Se trata de un bocado exquisito, perfecto para quedar como reyes.

Fuente: Recetas de rechupete

AJV

Categoria: