Las mejor receta de mayonesa casera y 3 originales variantes para disfrutar

Las mejor receta de mayonesa casera y 3 originales variantes para disfrutar

La salsa mayonesa es una maravilla de la cocina, que nace de la mágica y perfecta combinación de tres simples ingredientes, para dar como resultado una delicia culinaria a la que es difícil resistirse.

La receta imprescindible que todo el mundo debería tener en su repertorio. La diferencia de una mayonesa casera preparada en su punto, con huevos frescos de calidad y buen aceite, es abismal con las comerciales. Acá las claves para que nos salga siempre perfecta. ¿Por qué no disfrutarla con una buena ensaladilla rusa para el picoteo?

Ingredientes:

1 huevo M a temperatura ambiente, 4 g de sal, 10 g de vinagre o zumo de limón, 200 ml de aceite de oliva, girasol o mezcla.

Elaboración:

Cascamos el huevo en un cuenco evitando que caigan restos de cáscara y lo transferimos al vaso de la batidora. Añadimos la sal, el vinagre o zumo de limón y la mitad del aceite. Colocamos el brazo de la batidora en el interior, tocando la base, y empezamos a batir a potencia baja. No movemos la batidora hasta que la mezcla esté emulsionada, solo entonces incorporamos el resto del aceite y levantamos al tiempo que seguimos batiendo hasta obtener el espesor deseado.

Salsa mayonesa picante

Algo tan sencillo como darle un puntito picante a nuestra mayonesa puede crear sabores completamente nuevos en el plato. A la receta básica solo tenemos que agregar tabasco o una variante al gusto, y un toque ligero de miel. En esta receta la usamos para acompañar unos adictivos bocados de pollo crujiente.

Ingredientes:

2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharadita de miel, 2 cucharaditas de tabasco.

Elaboración:

Solo tenemos que mezclar dos cucharadas de mayonesa con dos cucharaditas de tabasco y una cucharadita de miel. Si queremos que coja un poco más de color, más que añadir tabasco, que la haría demasiado picante, podemos añadir un poco de ketchup.

Salsa mayonesa de lima

El picante es menos aconsejable si hay peques en casa; en ese caso podemos optar por preparar una mayonesa mucho más suave con aceite de girasol y añadiendo zumo de lima natural. Para que sea aún más fresca y aromática, recomiendo agregar un poco de ralladura; deliciosa para mojar los crujientes fingers de pescado.

Ingredientes:

1 vaso de aceite de girasol, 1 chorro de zumo de lima, 1 huevo, sal.

Elaboración:

Ponemos en el vaso de la batidora el huevo y le añadimos un pellizco de sal y el aceite de oliva. Metemos la batidora hasta abajo y vamos triturando sin mover en ningún momento la batidora hasta que la mayonesa se ligue. Después vamos subiendo hasta terminar. Añadimos el chorreón de zumo de lima, damos otro par de toques con la batidora y la reservamos en la nevera.

Salsa mayonesa de claras de huevo

Esta receta es perfecta para aprovechar sobras de clara de huevo, y además reducimos un poco las grasas de la mayonesa -aunque siendo sinceros, el balance final importa poco-. Una mayonesa suave y más blanca que podemos convertir en una crema untable deliciosamente adictiva.

Ingredientes:

30 g de clara de huevo, 15 ml de zumo de limón, 5 ml de mostaza de Dijon, 1/4 cucharadita de sal, 100 g de aceite de oliva virgen extra o girasol.

Elaboración:

Disponer la clara de huevo fría en el vaso de la batidora o recipiente similar. Añadir la mostaza, el zumo de limón (colado, sin pulpa), y la sal. Incorporar el aceite, mejor si lo pesamos con una balanza digital. El aceite de girasol es mucho más suave y por eso se suele usar para la mayonesa, pero también tenemos la opción de combinarlo con aceite de oliva. Colocar en el fondo la batidora de brazo y empezar a batir a velocidad baja o media, dejando que emulsione sin moverla al principio. Tardará apenas unos 20-30 segundos.

Fuente: Directo al Paladar

RA

Categoria: