Leche condensada: 3 recetas para amarla aún más

Leche condensada: 3 recetas para amarla aún más

La leche condensada es un ingrediente tan versátil que sirve para preparar una gran diversidad de platillos deliciosos. Para que la puedas aprovechar al máximo, te mostramos algunas recetas con leche condensada que son, literalmente, para chuparse los dedos.

1. Cheesecake con 4 ingredientes

Ingredientes

• 75 gr de galletas de chocolate rotas en pedazos
• 1 naranja
• 250 gr de queso crema
• 60 ml de leche condensada azucarada

Preparación

1. Procesa las galletas hasta que se formen migas finas y ponlas en un bol.

2. Ralla la cáscara de media naranja y exprímela.

3. Procesa el queso crema, la leche condensada, la cáscara de naranja y 2 cucharadas de jugo de naranja en el procesador de alimentos hasta que quede suave.

4. Divide la mezcla de queso crema entre 4 vasos pequeños para servir.

5. Cúbrelo con más migas de galleta y llévalo a la heladera durante 1 hora o hasta que se enfríe.

2. Helado de Nutella

Ingredientes

• 600 ml de crema espesada
• 395 g de leche condensada
• 300 g de Nutella
• Nutella extra para decorar
• fresas frescas para decorar
• avellanas tostadas picadas para decorar

Preparación

1. Coloca la crema en un recipiente grande y bátela hasta que se formen picos suaves.

2. Agrega la leche condensada y la Nutella. Vuelve a batir.

3. Transfiere la mezcla a un bol, cúbrelo con un film plástico y déjalo en el freezer toda la noche.

4. Para servir, calienta la Nutella extra en un tazón pequeño en el microondas durante 1 minuto y rocía el helado. Cúbrelo también con frambuesas y avellanas.

3. Dulce de leche

Ingredientes

• 800 gr de leche condensada endulzada

Preparación

1. Precalienta el horno a temperatura alta.

2. Vierte la leche condensada en una fuente de horno resistente al calor.

3. Pon esa fuente dentro de otra más grande con un poco de agua.

4. Cubre la fuente con papel de aluminio y hornea, colocando más agua si es necesario, durante 1 hora 45 minutos o hasta que tome un aspecto dorado.

5. Bate la mezcla hasta que quede suave.

6. Viértela en un frasco esterilizado de 500 ml de capacidad.

7. Una vez que lo abras para usarlo, ten la precaución de guardarlo en la heladera.

Estas son solo algunas de las recetas en las que se puede usar leche condensada. Piensa en las diferentes combinaciones en las que puedes usarla y verás que obtendrás tus propias preparaciones superdeliciosas.

Fuente: Nombre de la página

RA

Categoria: