Leche evaporada, un sano reemplazo de la nata

La nata es una gran fuente de grasas saturadas y posee escasos minerales y vitaminas, mientras que la leche evaporada, no alcanza el 10% de grasa, es fuente de proteínas de calidad y de valiosos micronutrientes como calcio, potasio, magnesio, fósforo, vitaminas del complejo B y vitamina A.

Asimismo, la leche evaporada puede tener un menos aporte calórico que la nata y puede usarse en reemplazo de esta para elaborar diferentes platos, por ejemplo, postres, salsas, batidos u otros.

Entonces, además de los quesos untables y los yogures naturales, el uso de leche evaporada puede ser un saludable reemplazo a la nata en la cocina que te ayudará a obtener más proteínas, minerales, y vitaminas, con menos grasas saturadas y similar o inferior aporte calórico.

Fuente: Votonica

EP

Categoria: