Limonada turca: Una bebida refrescante y con un ligero toque amargo

Limonada turca: Una bebida refrescante y con un ligero toque amargo

Seguro cuando piensas en limonada, imaginas una jarra muy fría con hielos y una bebida ideal para saciar la sed en los días de verano. Sin embargo, te contamos que aunque la favorita de muchos suele ser la preparación americana de limonada casera, una opción a veces un poco dulce, te proponemos realizar esta alternativa de limonada turca, una bebida refrescante y con un ligerísimo toque amargo.

Lo peculiar de esta receta de limonada es que en su elaboración vamos a utilizar también la cáscara del limón, que vamos a dejar macerar dentro del zumo, consiguiendo así matices amargos que contrastan muy bien con el tradicional sabor azucarado de esta bebida veraniega.

Ingredientes

(Para 4 personas)

• 6 Limónes
• 500 ml de agua
• 150 gr de azúcar

Cómo hacer limonada turca

Para hacer esta peculiar y refrescante limonada turca, comenzamos exprimiendo los limones. Nos hacen falta seis buenos limones para obtener una buena cantidad de zumo. Una vez exprimidos, los mezclamos con el azúcar, removiendo y disolviendo bien.

El siguiente paso es ir cortando la cáscara de limón en tiras. Basta con la cáscara de tres limones. Ponemos las cáscaras en una jarra, añadimos el agua y el zumo de limón que hemos mezclado con el azúcar.

Dejamos macerar durante dos horas, para que las cáscaras aporten su ligero toque amargo y una vez transcurrido ese tiempo, removemos de nuevo, colamos bien y lo servimos, con una buena cantidad de hielo.

La limonada turca resulta ideal para llevar a la piscina o a la playa en un termo. Además puedes acompañarla de pequeños emparedados o sandwiches a la hora de la merienda.

Fuente:
Directo al Paladar

RA

Categoria: