No te quedes sin tu Roscón de Reyes

No te quedes sin tu Roscón de Reyes

La preparación del Roscón de Reyes es exclusiva del 6 de enero, pero es tan delicioso que podría ser es el desayuno o merienda ideal para cualquier fin de semana. ¿Se te ocurre algo mejor para acompañar el café con leche o el chocolate para comenzar el día?

Receta de roscones hay muchísimas, cada una con su técnica y su proporción de ingredientes. Todas son deliciosas siempre y cuando quien la prepara lo haga con el cariño que requiera esta receta. En esta oportunidad de Directo al paladar hoy es una buena opción.

Ingredientes

Para 6 personas
250 g Harina de trigo
60 g Azúcar
1 Huevo
25 ml Leche tibia
25 ml Agua
Sal
1/4 de piel de la ralladura de un limón
1/4 de piel de la ralladura de una naranja
1 Agua de azahar cucharadita
1 cuchadarita de Ron negro
20 g de Levadura prensada
60 g de Mantequilla a temperatura ambiente
1 Huevo batido (para pincelar)
50 g de Almendras granuladas
50 g Azúcar granulado
Frutas confitadas variadas

Cómo hacer roscón de reyes

Empezamos tamizando la harina y formamos dos volcanes, uno más pequeño con la cuarta parte de la harina (50 g), y el otro mayor con el resto (200 g). En el más pequeño colocamos la levadura y el agua tibia, amasamos formando una bola que dejaremos fermentar hasta que doble el tamaño.

En el volcán mayor añadimos el azúcar, el huevo batido, la leche, sal, ralladuras de cítricos, el agua de azahar y el ron. Amasamos fuertemente hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. Agregamos la masa de la levadura y la mantequilla en pomada poco a poco y volvemos a amasar hasta obtener una masa muy elástica y que no se pegue.

Dejamos reposar esta masa hasta que doble el tamaño. Podemos realizar esta operación dos veces aunque no es imprescindible. Después, la trabajamos para desgasificarla y que expulse el aire. Le damos forma de bola y la dejamos reposar un par de minutos más.

Introducimos el dedo índice en el centro de la bola, para después con las manos darle forma de roscón de unos 20-25 cm de diámetro. Es el momento de introducir la sorpresa Colocamos el roscón en una bandeja engrasada. Lo aplastamos ligeramente y dejamos que fermente de nuevo hasta que doble el volumen.

Una vez haya doblado el volumen, lo pintamos con el huevo batido y espolvoreamos por encima el azúcar granulado y el granillo de almendra. Por último, decoramos con la fruta escarchada, combinando los colores. Cocinamos en horno precalentado a 200 ºC durante uno 10-12 minutos aproximadamente o dependiendo que tan fuerte sea la llama o el calor del horno a utilizar. Podemos utilizar antes de sacarlo, la prueba de introducir el palito si sale seco ya está listo.

Otras recetas que podrían servirte

Informe21/LJ

Categoria: