¡Ñomi! Canelones rellenos de espinacas y requesón al horno

La verdad es que, aunque no lo parezcan mucho, los canelones son fáciles de hacer y una comida muy reconfortante que a todos encantará. Esta versión está rellana de requesón y un poco de espinaca. No dejes de prepararlos y degustar su exquisito sabor con la familia.

Ingredientes

8 hojas de lasaña

½ taza de queso mozzarella, rallado

Queso parmesano recién rallado, para servir

Relleno

250 gr de espinacas

500 gr de queso ricotta

2 huevo

? taza de queso parmesano, opcional

1 diente de ajo picado

¼ de nuez moscada recién rallada

½ cucharadita de sal

Pimienta negra

Salsa de tomate

700 gr de puré de tomate

1 cebolla marrón, cortada en cubitos

2 dientes de ajo picados

Puñado de hojas de albahaca

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de azúcar

½ cucharadita de sal

Pimienta negra

Preparación

Precalentar el horno a 350°. Para hacer la salsa de tomate, calentar el aceite en una para horno a fuego medio alto. Agregar el ajo y saltear durante 10 segundos y luego añadir la cebolla. Cocinar la cebolla hasta que esté transparente y empezando a dorarse, a continuación, añadir el resto de los ingredientes de la salsa de tomate. Cocinar a fuego lento durante 2 minutos para que los sabores se junten, y luego retirar del fuego. Sacar una taza de la salsa de tomate que se utilizará para esparcir sobre el plato al final.

Para el relleno debe descongelar las espinacas en el microondas a máxima potencia durante 2 minutos. Luego exprimir el exceso de agua de las espinacas con las manos, a continuación, colocar en un tazón grande. Agregar el resto de los ingredientes del relleno y mezclar bien para combinar.

Rellenar las hojas de lasaña con una cucharada de la mezcla, y enrollar, luego frotar un poco de agua en un extremo para sellar el rollo. Repetir con las láminas de lasaña restantes.

Cortar los rollos en 3, colocar los rollos en la salsa de tomate con el relleno hacia arriba. Rociar la salsa de tomate reservada sobre los rollos, luego hornear durante 20 minutos. Retirar del horno y esparcir la mozzarella. Colocarlos nuevamente en el horno por 10 minutos o hasta que el queso esté burbujeante y dorado. Dejar reposar durante 5 minutos antes de servir. ¡Disfrute!

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: Cocina y vino

AJV

Categoria: