Para los que comen carne blanca, Lasaña de atún

La lasaña es un plato de origen italiano, muy extendido y conocido internacionalmente. Los primeros datos sobre él nos remontan a la época de los etruscos en Italia, donde se hacía referencia a una pasta “aplanada” trabajada en un mesado. Más tarde, en tiempos de Cicerón (Imperio Romano), se mencionaba la “lasagna” tal como la conocemos hoy en día, como un plato presente en su gastronomía. La manera en que la preparamos es prácticamente la misma, alternando luego los diferentes ingredientes para intercalar entre las capas de pasta. El relleno que he utilizado para esta receta, con el atún como principal protagonista, podéis también utilizarlo para preparar canelones. Y si buscamos otros usos, hasta iría perfecto para hacer empanadillas.

Para la base del relleno, os recomiendo usar conservas de atún o Bonito del Norte de buena calidad. Hay muchas marcas en el mercado que nos aseguran un buen resultado. Podéis utilizar atún envasado “al natural” o en “aceite de oliva”, pero en este caso es mejor que lo dejéis escurrir sobre papel de cocina, así será menos “pesado” el relleno.

La bechamel sale perfecta con los pasos que os presento. Una crema suave y cremosa con la leche que compramos siempre en casa, os recomiendo la leche entera de Central Lechera Asturiana, para aportar sabor y ese punto crema y una mantequilla que le da el punto perfecto para preparar la roux y que ligue perfectamente la mezcla. Cualquier relleno que nos guste, añadido a una bechamel y el queso gratinado, es un placer culinario que bien os merecéis. Esta receta de lasaña estoy seguro que os va a encantar, además de deliciosa, es económica y saludable, con un buen aporte de proteínas e hidratos. Es un bocado contundente, por lo que suele ser “plato único”. Espero que os guste y que disfrutéis de esta lasaña de atún. ¡Está de rechupete!

PREPARACIÓN DEL RELLENO DE LA LASAÑA

1. El primer paso lógico es ponerse con los huevos y cocerlos. En una cazuela ponemos agua a hervir, cocemos los huevos, pelamos y reservamos para más adelante.

2. Picamos el pimiento en tiras. Los colocamos en un plato, tapamos con film transparente y cocinamos en el Microondas 5 minutos a máxima potencia. Con esto conseguiremos una textura parecida al pimiento asado o morrón. Retiramos y reservamos.

3. Cortamos la cebolla en “brunoise” y sofreímos 5 min. (fuego medio) en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté blanda, picamos los pimientos y los añadimos. Mezclamos, salamos al gusto y seguimos pochando otros 5 minutos.

4. Picamos ahora los huevos cocidos en pequeñas porciones y también los echamos con el resto de ingredientes. Mezclamos.

5. A continuación, vertemos la salsa de tomate y el atún. Mezclamos todo con cuidado y dejamos cocinando a fuego bajo unos 5 minutos. Pasado el tiempo, retiramos a un plato/fuente y dejamos enfriar. Es necesario que esté el relleno frío a la hora de preparar las capas de lasaña.

PREPARACIÓN DE LA LASAÑA DE ATÚN

1. Es un paso importante, y para que os salga perfecta, seguid los pasos que ya he compartido en el blog para preparar la bechamel.

2. En recetas con lasaña o canelones, siempre debemos de preparar el relleno antes que la pasta, y debe de estar frío antes del montaje. La láminas de pasta, pueden ser las que vienen ya precocinadas o las normales, para cocer.

3. Si compráis de las de toda la vida, las coceremos en agua abundante (1 litro por cada 80 gr.). En cuanto hierva, echamos un buen puñado de sal y a continuación las placas de pasta. Primero la mitad, y luego el resto. De esta manera no se pegan, y se cocinan mejor.

4. Os recomiendo que echéis un vistazo al envase y respetéis los tiempos de cocción que indica el fabricante. Cocida la pasta, la vamos retirando del agua, la escurrimos y la dejamos secar sobre un paño seco. Si en cambio, usáis la pasta “precocinada”, bastará con sumergirla en agua caliente unos 20 minutos. Este tiempo puede variar según la marca. Removed de vez en cuando para que no se peguen entre ellas.

5. Precalentamos el horno: 10 minutos, a 200º C. Con todo ya preparado y frío, vamos con el montaje de la lasaña. Escogemos una fuente apta para horno, con alto de altura (5-6 cm.). En la base echamos una capa fina de bechamel, y sobre ella colocamos una fila de placas de pasta. Recortarla si es necesario para dejar toda la superficie cubierta.

6. Vertemos un poco de relleno sobre la pasta y extendemos uniformemente. De nuevo, colocamos otra capa de pasta, seguimos con la bechamel, y añadimos algo de queso. Repetimos el proceso.

7. En la capa superior rematamos con el resto de la bechamel y abundante queso para gratinar, bien repartido por toda la superficie. Colocamos la fuente en posición central y horneamos la lasaña. Primero 15 min. a 200º C y para darle el toque final, dejamos 5 minutos con la función “grill” activada.

8. De esta manera se dorará la superficie y quedará el queso bien gratinado. En esta fase no os despistéis y controlad el horno para que no se queme. Puede apurar demasiado y estropear el aspecto de la lasaña.

9. Retiramos del horno y muy importante, la dejamos reposar para que se asiente. La lasaña sale súper caliente y se desmotarán las placas si queremos cortarla en ese momento. Pasados 5/6 minutos podemos ya llevarla a la mesa y servirla sin problemas.

Es una gozada hacer lasaña en casa. Solo pensar en cocinarla y ya me siento feliz por ello. Espero que os guste. Y bien seguro que en breve os sorprendo con otra receta más de lasaña, no me canso de prepararla. Y lo que sobre, ya sabéis, en el tupper para el trabajo.

Fuente: Recetas de rechupete

ARB

Categoria: