Prepara esta rica tarta fácil de chocolate y café sin horno, una receta casi mágica

Prepara esta rica tarta fácil de chocolate y café sin horno, una receta casi mágica

Esta es, posiblemente, una de las tartas más fáciles de preparar del mundo mundial. Quizás has crecido comiendo la tarta de chocolate y galletas en tus cumpleaños y los de tus amigos. Si es así, seguro que la tarta fácil de chocolate y café sin horno te va a encantar. Es una versión de la primera con ese toque adulto que le aporta el café.

Está lista en media hora, lo que la hace perfecta para esos días en que no apetece complicarse en exceso en la cocina. Después del montaje solo hay que dejar que tome cuerpo en el congelador y punto. Podemos dedicar nuestro valioso tiempo a otros quehaceres hasta el momento de consumir. Esta tarta fácil de chocolate y café se puede tomar tal cual o acompañar de un poco de chantilly y frutos rojos. Al gusto.

Ingredientes

( para 10 personas)

• 200 ml de Café fuerte (frío)
• 225 gr de Chocolate negro
• 200 gr de Leche condensada
• 180 ml de Nata líquida
• 250 gr de Galletas cuadradas o rectangulares
• Cacao en polvo
• Pepitas de chocolate

Preparación:

Preparamos el café y dejamos enfriar completamente. Mientras el café se enfría fundimos el chocolate al baño maría. Cortamos en onzas y las introducimos en un recipiente hondo. Vertemos 300-400 ml de agua en un cacito, colocamos el cuenco encima y calentamos a fuego suave.

Cuando el chocolate se haya fundido, removemos y añadimos la leche condensada y la nata líquida. Removemos bien hasta obtener una mezcla homogénea. Retiramos del fuego y vertemos en una jarra para que sea más fácil el proceso de montaje (opcional). Forramos un molde de cake con film transparente o papel vegetal y montamos la tarta.

Sumergimos una galleta en el café, sin empapar, y la colocamos en la base del molde. Repetimos la operación hasta cubrir la totalidad de la base. Extendemos una capa de chocolate encima. Alternamos capas de galleta y chocolate hasta terminar con una de galleta. Tapamos con el film y llevamos al congelador durante un mínimo de tres horas.

Sacamos del congelador 30-40 minutos antes de consumir para que sea más fácil desmoldar y porcionar. Espolvoreamos cacao en polvo, decoramos con pepitas de chocolate y ¡a disfrutar!

Un trozo de tarta fácil de chocolate y café es perfecto para poner el broche de oro a una comida familiar o de amigos. Sus dos ingredientes combinan a la perfección así que no necesitan de nada más, aunque seguro que hay quienes no querrían prescindir del café, la infusión o el licor. Los más pequeños pueden acompañarla de un vaso de leche y tomarla a la hora de la merienda.

Fuente: Directo al Paladar
RA

Categoria: