Prepara esta tarta de cambur y requesón, y aprovecha la fruta madura

Prepara esta tarta de cambur y requesón, y aprovecha la fruta madura

La mejor forma de no perder una fruta cuando está muy madura es usarla en alguna receta que permita aprovecharla. Si tienes algún plátano, cambur o banana madura en el frutero, no dudes en utilizarlo para preparar esta receta de tarta de cambur y requesón, te aseguramos que la combinación de ingredientes te va a conquistar al primer bocado.

Para que el resultado de esta tarta sea perfecto, debes respetar el tiempo de cocción y, sobre todo, dejar templarla bien antes de desmoldarla, porque si no se deshará cuando intentes sacarla del molde.

Ingredientes

(Para 8 personas)

• 4 Plátanos
• 400 gr de Requesón
• 3 Huevos
• 1 Yogur natural
• 180 gr de Azúcar
• 50 gr de Maizena
• ½ Zumo de limón
• 2 Cdas de Mermelada de albaricoque
• Mantequilla para untar el molde

Preparación:

Empezamos separando las claras de las yemas. Pelamos dos plátanos, retiramos las hebras, los troceamos y los rociamos con el zumo para que no ennegrezcan. Colocamos en el vaso de la batidora la fruta, las yemas, el requesón escurrido, el yogur, el azúcar y la maicena. Lo trituramos todo hasta obtener una masa homogénea.

Batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla anterior, realizando movimientos envolventes de abajo hacia arriba para que no pierdan el volumen. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos con mantequilla un molde redondo de tarta, añadimos la preparación anterior y la nivelamos con una espátula.

La cocemos durante 40 o 50 minutos, lo necesario hasta que se cuaje. Retiramos la tarta del horno, la dejamos bien templar, la desmoldamos y la dejamos enfriar completamente.

Pelamos los otros dos plátanos, retiramos las hebras, los cortamos en rodajas y las disponemos en rodajas, ligeramente acaballadas y formando hileras del centro hacia los bordes. Calentamos la mermelada con una cucharada de azúcar, la colamos y abrillantamos la superficie de la tarta.

Aunque pueda parecer lo contrario, esta receta de tarta de plátano y requesón no es nada pesada, por eso puedes servirla perfectamente como postre de una comida. Para acompañar un té a media tarde también vale. Anímate con ella, es muy fácil de preparar y seguro que te gusta tanto como a nosotros.

Fuente: Directo al Paladar

RA

Categoria: