Receta para el postre: Panna cotta de albahaca

La panna cotta de albahaca es un postre cuanto menos singular. Al dulzor y textura exquisitos habituales de la panna cotta se une el regusto delicado y herbáceo de esta hierba aromática. Un postre fresco perfecto para sorprender.

Pocas cosas hay más italianas que la panna cotta y la albahaca, así que enamorado de la gastronomía transalpina tras un viaje por su Riviera, me ha parecido un buen homenaje preparar esta peculiar receta de postre: panna cotta de albahaca.

Y es que la panna cotta va unida normalmente a sabores la vainilla, el limón o el chocolate, incluso con la hierbabuena en al caso de la panna cotta de mojito. La albahaca, sin embargo, es más propia de salsas de tomate y de pesto, aunque hoy se encargará de sorprendernos en este rico postre.

Ingredientes para 4 personas

400ml de nata líquida para montar (35% M.G.), 40g de azúcar, 4 hojas de gelatina, un puñado de hojas de albahaca fresca
Cómo hacer panna cotta de albahaca

Como en cualquier panna cotta, empezamos poniendo las hojas de gelatina a remojo en abundante agua fría. Dejamos que se hidraten durante 10 minutos, mientras vamos preparando la nata.

En un pequeño cazo, calentamos la nata junto el azúcar y las hojas de albahaca, removiendo con frecuencia. Cuando la nata rompa a hervir, apagamos el fuego, retiramos las hojas de albahaca e incorporamos la gelatina.

Finalmente, repartimos la nata en cuatro recipientes y dejamos que se atempere antes de guardarlos en la nevera durante al menos cuatro horas antes de servir con unas hojas de albahaca.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: Directo al paladar

AJV

Categoria: