Receta tradicional: Deliciosos bollos de canela suecos (kanelbullar)

En Suecia es tradicional la fika o pausa para el café, siendo una parte muy importante del día, llegando a ser toda una institución social, pues se aprovecha para desconectar del trabajo y pasar un ratito agradable con los compañeros, amigos o familiares. El café no se toma solo, sino que se sirve con un bocado ligero, como un kanelbullar.

Hoy es el día del cinnamon bull en Suecia, por eso os he preparado esta receta tradicional de bollos de canela suecos o kanelbullar que encontré en el blog de MJ y que tenía pendientes desde hacía ya tiempo.

Ingredientes para 25 unidades

Ingredientes para los bollos:
750 g de harina de trigo
100 g de azúcar
120 g de mantequilla
35 g de levadura fresca de panadería
300 ml de leche
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de cardamomo molido
1 huevo.

Ingredientes para el relleno:
100 g de mantequilla
50 g de azúcar
2 cucharadas de canela molida.

Ingredientes para la decoración:
1 huevo
2 cucharadas de agua
azúcar perlado.

Cómo hacer bollos de canela suecos y kanelbullar

Empezamos derritiendo la mantequilla en el microondas durante 30 segundos. Desmenuzamos la levadura y se la añadimos junto a la leche, que previamente habremos calentado a unos 37ºC. Lo removemos con un batidor de barillas hasta que esté todo unido.

Colocamos la harina en un bol grande, formamos un agujero en el centro y ponemos en él el azúcar, la sal, el cardamomo, el huevo batido y la mezcla de mantequilla. Lo amasamos todo hasta conseguir una masa lisa, podemos amasar a mano o con un robot de cocina.

Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol espolvoreado de harina, la tapamos con papel film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora. Pasado este tiempo la sacamos, la amasamos para desgasificar y la extendemos con un rodillo, dándole forma de rectángulo de unos 3 mm de espesor.

Para hacer el relleno, mezclamos en un bol la mantequilla, el azúcar, el agua y la canela. Con esta mezcla, pintamos la masa que tenemos extendida y después la enrollamos por el lado largo. Humedecemos con agua los bordes para que queden bien pegados y cortamos el rollo en trozos de unos 2 cm.

Colocamos los bollos en una bandeja forrada con papel de horno y los dejamos reposar hasta que vuelvan a doblar su volumen, una hora aproximadamente. Precalentamos el horno a 190º. Batimos el huevo y el agua y pintamos con esta mezcla la superficie de los bollos. Espolvoreamos el azúcar perlado y los cocemos unos 12 minutos.

Tiempo de elaboración | 3 horas
Dificultad | Fácil

Degustación

Lo mejor es servir esta receta tradicional de bollos de canela suecos cuando aún están un poco calientes y la masa esta blanda y esponjosa. Acompañados de un vaso de leche fría están deliciosos. Si queréis, podéis congelar los que os sobren, si no recordad guardarlos en un recipiente hermético.

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: Directo al paladar

AJV

Categoria: