Tipos de leche y sus diferencias nutricionales

Hoy en día disponemos de una gran variedad de tipos de leche en el mercado, con el propósito de prevenir ciertas enfermedades. Hay muchas maneras de clasificarlas, bien sea por los diferentes estados físicos en que se puedan encontrar, es decir, con más o menos cantidad de agua o por su composición nutricional, con más o menos cantidad de grasas u otros nutrientes. A continuación podemos distinguir varios tipos con diferentes características.

Día mundial de la leche

• Leche entera: es un alimento esencial en todo el mundo y uno de los más completos por las propiedades nutricionales de la leche. Uno de los principales nutrientes que aporta es el calcio, por lo que es excelente para los huesos. También contiene lactosa, lo que la hace intolerante para algunas personas. Es muy común para producir lácteos como el yogur, mantequilla o el queso.

• Leche semidescremada: tiene un sabor similar al de la leche entera, con menor cantidad de grasa, alrededor de 1.5 gr por 100ml de leche. Por este aporte en grasa, es una leche intermedia entre la leche descremada y la leche entera. Pero esto no es todo, un estudio realizado por varias universidades de Estados Unidos y Noruega encontró que tomar un vaso de leche semi o totalmente descremada, disminuye la incidencia de las enfermedades del corazón.

• Leche descremada: gracias a esta leche le estaremos brindando al organismo, en el consumo de un vaso diario, tan solo 65 calorías, ya que es un alimento de índice glicémico bajo, que se adapta a la dieta de una persona diabética, sin dejar de brindar hidratos de carbono que el cuerpo necesita para tener energía. Su consumo es necesario en el organismo para que pueda formar, mantener y fortalecer los tejidos y músculos.

• Leche sin lactosa: resulta principalmente rico en vitamina C y vitamina E. También posee vitaminas del grupo B, en especial la vitamina B12, esta además de ser beneficiosa te brinda un buen estado de salud. Aunque está diseñada para las personas con intolerancia a este glúcido, puede ser beneficiosa para consumidores que simplemente quieren quitar la lactosa de su dieta.

• Leche con Omega 3: Este tipo de leche está diseñada para poder entregar un mayor aporte de ácido linolénico (W-3) y de esta manera prevenir principalmente alteraciones cardiovasculares. Este ácido graso posee innumerables beneficios entre ellos el desarrollo neuronal, visual, disminuye niveles de VLDL y triglicéridos, posee efecto antiinflamatorio, colabora en la disminución de la presión arterial, y reduce la resistencia a la insulina.

• Leche con fitoesteroles: cumple una gran función en nuestro organismo, es un interesante aliado para ayudar a controlar los niveles de colesterol e incluir un hábito saludable más en nuestra dieta. Es muy recomendada en aquellas personas que tienen algún riesgo o enfermedad cardio-vascular, dislipidemia, obesidad, hígado graso o simplemente en aquellos que quieran mantener una adecuada salud a nivel vascular.

Es importante destacar que todas ellas poseen un aporte de calcio lácteo similar, ya que en el proceso de descremado de la leche, lo único que se quita es la grasa, no comprometiendo en absoluto el aporte de este preciado mineral.

Fuente: Cocina y Vino

LR

Categoria: