Tiramisú, un postre inolvidable

Tiramisú, un postre inolvidable

El tiramisú es un postre típico de Italia sin embargo, se ha convertido es un infaltable postre dentro del menú de los restaurantes de España.

El portal Directo al paladar nos ofrecen varios trucos para que nos quedé sabroso.

* Sobre el queso mascarpone.

No solo es imprescindible usar queso mascarpone para elaborar un buen tiramisú casero, sino que la diferencia entre uno bueno y uno comsí comsá se nota mucho en el resultado final.

*Sobre el batido de las yemas.

Las yemas de huevo se baten con azúcar hasta blanquear y quedar bien cremosas. El azúcar ha de disolverse bien y perder lo granuloso.

*Sobre el batido de las claras.

Ni pasarse ni quedarse cortos. Con el batido de las claras hay que asegurar ese punto de espesor que ayude después a incorporarlas al resto de ingredientes con facilidad.

*Sobre el mezclado.

Como ocurre con todas las elaboraciones que requieren de ingredientes batidos, es esencial mezclarlos con suavidad para no perder el aire incorporado. Lo recomendable es usar una espátula de silicona y mezclar los ingredientes de abajo hacia arriba.

*Sobre los bizcochos.

Resulta complicado encontrar bizcochos savoiardi, los que requiere la receta auténtica, pero un tiramisú preparado con ellos es punto y aparte. En cualquier caso, podemos usar bizcochos de soletilla que son los más parecidos.

*Sobre el café.

Al igual que con el queso mascarpone, un café de calidad es clave para conseguir un buen tiramisú casero. Nada de cafés solubles o similar, ni de café del día anterior: un café expreso de calidad recién preparado y recién enfriado.

*Sobre el cacao en polvo.

El último toque de gracia del tiramisú es el cacao con el que se espolvorea la superficie, algo con lo que conviene no pasarse. Los amantes del cacao tendrán que ser comedidos, que no sea demasiado.

*Sobre el montaje.

Una vez listos todos los elementos del tiramisú: café, bizcochos, crema y cacao, el montaje es sencillo. Mojamos cada bizcocho en café frío, sin ahogarlo, y cubrimos la base de una fuente. Cubrimos con la crema de mascarpone y huevo, sin dejar huecos. Repetimos la operación y terminamos con una fina capa de cacao en polvo.

*Sobre el reposo.

Una vez terminado el tiramisú lo guardamos, bien tapado para que no absorba olores y sabores ajenos, en la nevera hasta el día siguiente.

Ingredientes

Para 4 personas
500 g de queso mascarpone atemperado
2 Huevos
350 ml Café frío
80 g Azúcar
30 g Cacao en polvo puro
20 Bizcochos de soletilla caseros (savoiardi o novara)

Preparación

*Preparamos el café y lo dejamos enfriar. Para acelerar el proceso lo podemos verter sobre una fuente amplia en una capa fina. Enfriará en cuestión de 15-20 minutos.
*Separamos las yemas de las claras de los huevos. Montamos las claras a punto de nieve ligero y reservamos. A continuación batimos las yemas con el azúcar hasta blanquear y que el azúcar se disuelva completamente, que no se note el grano. La crema quedará con un color amarillo pálido.
*Removemos el queso mascarpone para que sea más fácil incorporar a las yemas azucaradas. Lo haremos mezclando, sin batir, y con movimientos suaves y envolventes.
*Por último añadimos las claras y mezclamos suavemente, continuando con los movimientos envolventes. Con ello conseguimos una textura suave, cremosa y etérea, que mantiene el aire incorporado con el batido.
*Mojamos los bizcochos en el café frío y los colocamos en la base de un molde cuadrado o rectangular. Extendemos una capa de crema de huevo y mascarpone por encima, bien repartida por toda la superficie. Repetimos el proceso y terminamos con una capa de crema.
*Espolvoreamos con una fina capa de cacao en polvo puro, tamizando con un colador, y dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente. En el momento de servir, retiramos de la nevera 10 o 15 minutos antes y espolvoreamos con otra capa fina de cacao en polvo.

Finalmente te recomendamos otras preparaciones para ofrecerle a la familia posibilidades de comidas ricas y saludables

Informe21/LJ

Categoria: