Torta de Zanahoria, una receta para no olvidar

Torta de Zanahoria, una receta para no olvidar

Seguro te encanta la textura húmeda de esta torta de zanahoria, por eso es una receta para no olvidar. Terminará convirtiéndose en la forma favorita de preparar tan deliciosos postre casero, capaz de deleitar a grandes y pequeños en cualquier momento y lugar. ¡Atrévete a prepararla!

Ingredientes

Para el biscocho:

• 350 gr de harina integral
• 4 huevos Azúcar
• 150 ml de aceite de girasol
• 200 gr de zanahoria rallada
• Ralladura de una naranja
• 15 gr de levadura química
• 1 cdta de bicarbonato sódico

Cobertura:

• 400 gr de queso crema
• 50 gr de mantequilla en barra
• 300 gr de nata líquida para montar con 35% M.G.
• 100 gr de azúcar glas
• Azúcar vainillado 1/2 cucharadita de café

Preparación:

- Empezamos precalentando el horno a 180ºC. Batimos con fuerza los huevos junto al azúcar hasta que la mezcla blanquee. Añadimos el aceite, la harina, la levadura, la sal y el bicarbonato. Batimos hasta obtener una masa homogénea.

- Agregamos la ralladura de naranja y las zanahorias ralladas y volvemos a batir. Engrasamos un molde para horno, preferiblemente de cremallera y de unos 22 cm de diámetro y vertemos la masa en él. Lo introducimos en el horno y cocemos el bizcocho unos 35 minutos o hasta que pinchando con un palillo este salga limpio.

- Mientras el bizcocho se enfría, una vez horneado, preparamos la cobertura. En un bol batimos suavemente y de manera manual (si utilizamos una batidora eléctrica no quedará bien) el queso con el azúcar glas y el azúcar vainillado. Añadimos la mantequilla en pomada y la nata previamente montada. Mezclamos con movimientos envolventes.

- Cuando el bizcocho esté frío, lo retiramos del molde y lo partimos transversalmente en dos. Extendemos crema de queso en el primer disco, sobre él colocamos el segundo y cubrimos todo el exterior de la tarta con la crema de queso restante, ayudándonos de una espátula rígida. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Esta tarta de zanahoria es ideal para acompañar un café o un té de media tarde. También estará deliciosa acompañada de una bola de helado de vainilla, o para acompañar un chocolate a la taza. Además su textura húmeda la hace perfecta para algo dulce detrás de una comida.

Fuente: Directo al Paladar

RA

Categoria: