Una delicia: Alitas de pollo en adobo

Una delicia: Alitas de pollo en adobo

Las alitas de pollo son de esas recetas que simplemente no deben faltar en nuestro catálogo básico de recetas hechas en casa o para compartir momentos entre amigos.

No hay nada mejor que una reunión en fin de semana con unos buenos tragos y unas alitas con un toque picante para darnos ánimos a vislumbrar el lunes que irremediablemente llegará.

Estas alitas picantes de pollo en adobo son sabrosas, deliciosas y les encantarán a tus invitados. Son ideales para compartir y comer con las manos, por lo que son recomendables para momentos más bien informales.

Ingredientes

• 12 Alitas de pollo
• 4 Dientes de ajo
• 50 ml de Vinagre de vino
• 50 ml de salsa de soja
• 100 ml de agua
• 30 gr de Azúcar moreno
• 1 hoja de Laurel
• 15 ml de salsa Tabasco
• 30 ml de aceite de girasol
• Sal

Preparación:

1.- Vamos a picar finamente los ajos que vamos a poner a freír a fuego muy lento en un wok o en una sartén honda con el aceite. Los dejamos unos cinco minutos para que empiecen a dorar ligeramente. Enseguida agregamos las alitas de pollo que sellamos por unos tres a cuatro minutos de ambos lados.

2.- Mientras tanto calentamos en una olla el agua junto con el vinagre, la soja y la hoja de laurel. Cuando lleguen al punto de ebullición, bajamos la llama al mínimo y agregamos el azúcar revolviendo simultáneamente muy bien para que se integre.

3.- Finalmente añadimos la salsa Tabasco para darle el toque picante. Si lo prefieres menos picante puedes reducir la cantidad de Tabasco en la preparación. Pero la idea es que pique, así que mejor déjalo así.

4.- Ahora vamos a vaciar toda esta deliciosa salsa picante que hicimos en el wok o sartén en el que tenemos las alitas de pollo. Revolvemos y dejamos siempre a fuego bajo, por unos 10 minutos.

5.- Pasamos las alitas a una bandeja para horno, les rociamos parte de la salsa sobrante y horneamos a unos 180ºC, por unos 30 minutos. Como vamos a conservar aproximadamente la mitad de la salsa picante iremos vaciándola poco a poco sobre las alitas a medida que se vayan dorando en el horno.

Estas deliciosas y sabrosas alitas picantes de pollo en adobo se comen bien calientes y recién sacadas del horno. Te recomiendo acompañarlas con unas papas fritas.

No olvides consultar nuestra sección especial de Recetas para completar el menú.

- Fuente: Directo al Paladar

RA

Categoria: