Una verdadera delicia: Tarta helada de limón y leche condensada

Una verdadera delicia: Tarta helada de limón y leche condensada

Hoy te vamos a contar cómo hacer esta deliciosa tarta de limón y leche condesada, coronada con esta deliciosa crema ¡Ya verás que rica queda!

Lo mejor de esta tarta es que es muy fácil. Se trata básicamente de preparar una base de galletas, después una crema muy sencilla y para terminar añadir la crema de limón. Todo muy sencillo para que no tengas que pasarte la mañana en la cocina. ¿Te gusta la idea?

Ingredientes

(Para un molde de 20cm de diámetro. 8-10 raciones)

- 80 gr de mantequilla
- 200 gr de galletas tipo María
- 350 ml de leche evaporada muy fría*
- 370 ml de leche condensada
- 120 ml de zumo de limón
- Ralladura de la piel de dos limón. (Puede ser una lima y un limón)

Preparación:

1.- Comenzaremos preparando la base de la tarta, en este caso de galletas. Trituraremos las galletas hasta conseguir una textura como de arena gruesa y la mezclaremos con la mantequilla fundida.

2.- Verteremos esta mezcla en el fondo del molde que tendremos cubierto con papel. Apretaremos bien con el dorso de una cuchara ( o con un vaso) para que la capa se uniforme y compacta. Metemos a enfriar en la nevera.

3.- Ahora es el momento de montar la crema. Pondremos la leche evaporada bien fría en un bol amplio y, con la ayuda de la batidora eléctrica montaremos hasta que triplique el volumen.

4.- A continuación añadimos el resto de ingredientes poco a poco y sin dejar de remover. Por este orden: La ralladura de cítrico, la leche condesada y por ultimo el zumo de limón. Cuando la consistencia cambie un poco y la crema haya espesado y esté más cremosa, la tendremos lista.

5.- Verteremos la crema de limón sobre la base de galletas que estará ya fría, alisaremos y meteremos al congelador al menos 6 horas, mejor de un día para otro.

6.- Una vez la capa de crema helada se ha endurecido le hemos añadido una capa de crema de limón, y volvemos a congelar de nuevo un par de horas.

7.- Solo nos queda, a la hora de servir, sacarla del congelador, desmoldarla y decorarla con lo que más nos guste, en nuestro caso una rodajita de limón

Fuente: Cocina Facilisimo

RA

Categoria: