Skip to main content
¿Vegetariano? Igual puedes comer unos deliciosos nuggets

¿Vegetariano? Igual puedes comer unos deliciosos nuggets

Decir que se es vegetariano, para muchas personas puede suponer dejar de comer ciertos platos, típicamente para no vegetarianos. Pero eso quedó en el pasado.

Hoy día hay muchos platos paliativos a los tradicionales que contienen carne, pollo o pescado, alimentos que los vegetarianos no consumen. Hoy les mostramos una fácil forma de realizar unos deliciosos y crujientes nuggets, pero no de pollo, sino de granos. Receta de Micaela Demarchi.

Si no posees harina de lentejas, puedes sustituirla por harina de soja o garbanzos, o mejor hacerla tu misma. Solo tienes que procesar el grano seco. Y lo mejor de esta receta es que podrás congelar tus nuggets crudos por tres meses y prepararlos cuando más te convenga, reseña el portal web 2001

Nuggets vegetarianos

Ingredientes para tres personas

1 taza de harina de arvejas.

 2 cucharadas de hierbas provenzales o al gusto.

 1 cucharadita de pimentón o ají en polvo.

 1 cucharadita de comino.

 ¾ centímetro cúbico de agua.

 1 taza de pan rallado, polenta o avena.

 ½ taza de yogur natural o 1 huevo.

Instrucciones 

– Condimenta la harina.

– Agrega el agua poco a poco hasta obtener una masa maleable.

– Una vez lista la masa, toma pequeñas porciones y ve dándole forma de nuggets. Primero forma una pequeña bola y luego la aplastas. Una vez plana puedes darle la forma que desees. Este paso es perfecto para elaborarlos con los niños. A ellos les encantará hacerlos y luego comerse lo que ellos mismos hicieron.

– Cuando estén listos todos los nuggets, cocínalos en agua hirviendo por aproximadamente 5 a 7 minutos.

– Retíralos del agua y déjalos enfriar.

– Si decides usar huevo, bátelo, pero si por el contrario te inclinas por usar yogur, condiméntalo con pimienta negra.

– Cuando los nuggets estén fríos, moja en el huevo o yogur y luego por pan rallado.

– Pásalos por el sartén caliente con el mínimo de aceite posible, o termínalos en el horno, hasta que estén dorados por ambos lados.

– Sirve calientes acompañados de tu ensalada fresca favorita, o con puré de auyama, o verduras salteadas.

¡Buen provecho! YS(Foto: Pixabay)