Satisfacción y cautela, presentes en las reacciones a la muerte de Bin Laden