Para formar parte de la información

Gina Montaner

El insensato disparate de las armas

Gina Montaner's picture

Si de algo pueden presumir los españoles es de vivir en un país muy seguro. Contrario a los nostálgicos rancios del franquismo, a los que todavía les gusta proclamar, “Con Franco vivíamos mejor”, la España democrática que se instaló en la transición ha mantenido unos niveles de seguridad ciudadana que permiten una existencia sosegada.

Esto es noticia 17-03-2019

GINA MONTANER: UN REBELDE AL QUE SE LIMITARON A EJECUTARLO A SANGRE FRÍA…
"... La fiscal Luisa Ortega, divulgó unas fotos que, asegura, son del cadáver de Pérez en un charco de sangre. Son imágenes terribles, pues en el cuello y los brazos del cuerpo inerte hay enormes orificios de balas... Es evidente que en la emboscada que le tendieron en su refugio se limitaron a ejecutarlo a sangre fría. Ortega ha dicho que tiene más documentos gráficos en su poder y que los presentará ante la Corte Penal Internacional como prueba de los crímenes de lesa humanidad que comete el gobierno de Maduro... Ante el panorama cada vez más desolador que se cierne sobre Venezuela, los actos de Pérez, que en su día causaron asombro, resaltan por el heroísmo que define el gesto de la sublevación frente al despotismo. Es verdad que aquella huida hacia delante no tenía otra salida que la inmolación en un país en el que impera la sistemática violación de los derechos humanos... En las últimas imágenes que diseminó antes de morir asesinado junto a otras seis personas aparecía ensangrentado. En ellos, mientras se escuchan las ráfagas de disparos, grita, “Nos vamos a entregar, no sigan disparando”... La corta y azarosa vida de Óscar Pérez es digna de una película. Las historias de héroes no caben en la pantalla chica. El tiempo le dará la razón..."

El escrito completo de Gina Montaner, aquí

Óscar Pérez, la trayectoria épica de un hombre con vocación justiciera

Gina Montaner's picture

Óscar Pérez tenía el físico de un galán de cine. Era fuerte y de su agraciado rostro sobresaltaba el azul profundo de su mirada.

No fue casualidad que el joven inspector de la policía científica de Venezuela llegara a interpretar una película en la que encarnaba a un agente que logra liberar a un empresario secuestrado en el convulso país. Aquel filme, titulado Muerte suspendida y estrenado en 2015, fue, de algún modo, la antesala de la trayectoria épica que acabaría por protagonizar este hombre con vocación de justiciero.

Juan Guaidó es el rostro de la esperanza pero él solo no puede generar el cambio

Gina Montaner's picture

La llegada el pasado lunes 4 de marzo del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía estuvo cargada de emoción.

Después de días llenos de incertidumbre en los que muchos debatían de qué modo el líder de la oposición lograría regresar a su país, sencillamente lo hizo tal y como algunos habían apuntado: pasando por la aduana como el resto de los pasajeros que arribaron del extranjero en un vuelo comercial. El propio agente que lo recibió, según relató Guaidó, le dio la bienvenida con una sonrisa.

El populismo de Sanders y Trump tienen algo en común: simpatías por los déspotas

Gina Montaner's picture

Hacen bien figuras del partido demócrata en criticar a Bernie Sanders por sus blandas declaraciones al referirse a gobernantes de izquierdas que utilizan la irrestricta mano dura.

Nuevamente el senador demócrata por Vermont aspira a ser candidato a la presidencia y se ha sumado a la nutrida lista de líderes de su partido que competirán en las primarias con el objetivo de ser el elegido o la elegida para enfrentarse al presidente Donald Trump.

La libertad de Venezuela es inevitable

Gina Montaner's picture

Desde el 23 de enero, fecha en la que el Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó juró como presidente interino, se han convocado en Venezuela tres grandes manifestaciones. Desde el principio, el objetivo de la oposición ha sido revitalizar el espíritu de regeneración que intermitentemente ha brotado en el país y el fin último es que el régimen chavista colapse para dar paso a la transición.

La servidumbre de las monjas y el sexismo en la Iglesia Católica

Gina Montaner's picture

El seno de la Iglesia Católica pasa de un sobresalto a otro. A pocos días de que El Vaticano vuelva a presidir una reunión para discutir el grave problema de abuso a menores en esta institución, el papa Francisco ha admitido que también arrastran un lamentable récord de abuso a monjas por parte de sacerdotes, obispos y misioneros.

El dilema de los exiliados venezolanos: ¿volver o no volver?

Gina Montaner's picture

Vivo en una ciudad, Miami, que ha sido epicentro de diversas diásporas a lo largo de los años. Si los cubanos que huían de la dictadura castrista se asentaron a partir de la década de los sesenta, posteriormente fueron llegando oleadas de exiliados provenientes de los conflictos en Centroamérica o Haití.

Vivir mejor para vivir más: El ejemplo de España

Gina Montaner's picture

En la carrera por la longevidad los españoles están a punto de arrebatarles a los japoneses el primer puesto en el ranking mundial. Según un estudio reciente del Institute for Health Metrics and Evaluation con sede en Seattle, para 2040 España tendrá el mayor índice de longevidad, con una media de 85.8 años de expectativa de vida.

Una película y un libro

Gina Montaner's picture

Se podría enumerar un sinfín de hechos políticos que nos sacudieron en 2018, pero los actores que mueven los hilos de la política van y vienen.

Sus legados no son para siempre y en las tribunas sus rostros y mensajes cambian. Sin embargo, lo que sentimos en el cine y cuando leemos un libro se queda grabado en nuestra psiquis y en nuestro corazón. Por eso, a punto de despedir este año que se ha evaporado con la velocidad de una borrasca, me quedo con una película y un libro.

Caravanas de ayer y de hoy

Gina Montaner's picture

Se acaba de celebrar en Estados Unidos la festividad de Acción de Gracias en recordación de los peregrinos de origen inglés que en noviembre de 1621 celebraron en Plymouth, Massachussets, una cena en la que dieron gracias por la primera cosecha que habían logrado en su nuevo hogar, lejos de Europa, donde esta congregación calvinista y disidente de la iglesia de Inglaterra se asentó escapando de la persecución religiosa y política.

El asesinato de Jamal Kashoggi es un crimen de Estado

Gina Montaner's picture

Como en los burdos relatos en los que el marido es el último en enterarse de la infidelidad que todos conocen de su esposa, más de dos semanas después de la desaparición de un periodista saudí en Estambul, el presidente Donald Trump declaró que todo indicaba que Jamal Khashoggi fue asesinado.

Nadie hablará de ellos cuando hayan muerto: Brutal acoso a los periodistas independientes

Gina Montaner's picture

La fortuna de vivir en una sociedad abierta es que el peso de las instituciones democráticas contiene los espasmos autoritarios de los gobiernos de turno. Cuando más, por ejemplo, los medios que son blancos de ataques del presidente Donald Trump sufren agravios en mítines políticos donde el público los increpa animados por el propio mandatario.

Cuatro minutos de eternidad: 2 víctimas de abuso sexual sacuden conciencias

Gina Montaner's picture

Son tiempos difíciles en Estados Unidos. La nación está muy dividida y los sentimientos se encienden como bengalas en un campo de batalla. Los impulsos ya no son tanto por lo que uno cree, sino en contra de lo que nos ofende. Dos bandos insalvables y no parece que haya tregua a la mitad del camino.

La vida soñada de los ángeles: los ejemplos de Bader Ginsburg y Sotomayor

Gina Montaner's picture

Hace unos años empleé el mismo título para escribir sobre mis dos abuelas. Lo tomé de un filme francés dirigido por Erik Zonka que relata la dura vida de dos muchachas obreras.

En aquel entonces, a modo de homenaje a Manola y Perla, que fueron emprendedoras en Cuba y luchadoras en el exilio, las igualé a esas dos mujeres que anhelan escapar del corsé de las clases sociales. Ese fatal determinismo que nos condena o nos eleva dependiendo de la cuna en la que nacimos.

El festín de Nicolás Maduro

Gina Montaner's picture

En 1987 una cinta danesa, El festín de Babette, ganó el Óscar a la mejor película de habla no inglesa. En el filme, que está basado en un relato de la escritora Isak Dinensen, la preparación de una cena se convierte en un espectáculo de exquisitez y sensualidad culinaria.

No puede decirse lo mismo de las imágenes que se han hecho virales del gobernante venezolano Nicolás Maduro cenando opíparamente en un conocido restaurante en Estambul, donde hizo escala tras una visita a China en busca de oxígeno para la maltrecha economía de Venezuela.

Esto es noticia 18-09-2018

GINA MONTANER: EL VENENO ES PUTIN...
"... Pyotr Verzilov, fue pareja de Nadya Tolokonnikova, una de las dos líderes del grupo que estuvieron presas dos años en Siberia por supuestas actividades subversivas contra el gobierno de Vladimir Putin... Verzilov fue una de las cuatro personas que en la final de la Copa Mundial de fútbol en Moscú saltaron al campo vestidas de guardias para recordarle al mundo que en Rusia hay un estado policíaco... Como cabía esperar de un personaje siniestro como Putin, tarde o temprano el grupo pagaría por su acto de rebelión contra el Gran Hermano. Y así ha sido. El pasado martes, después de que Verzilov compareciera en corte, se sintió indispuesto. Poco después era llevado a urgencias tras perder la visión y el movimiento de su cuerpo. En el hospital donde lo atendieron informaron que se trataba de un envenenamiento... El oscuro episodio que ha sufrido este activista se suma al número de personas que en los últimos años han sido víctimas de envenenamientos tras haberse enfrentado con el gobierno ruso. El más reciente fue el del ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, quienes estuvieron al borde de la muerte en Inglaterra por el agente nervioso con el que tuvieron contacto como parte de una misión del aparato de inteligencia ruso, el GRU, cuyo fin era matarlos. Antes, en Londres, se llevó a cabo un operativo contra el ex espía Alexander Litvinenko, quien estuvo agonizando en un hospital durante tres semanas antes de morir después de ingerir un té con polonio radiactivo. Litvinenko, conocedor de las maniobras del KGB, les dijo a los médicos que estaba seguro de que había sido envenenado... A fin de cuentas, el hombre fuerte de Rusia, es un veterano oficial de la KGB. Ningún crimen le es ajeno. El veneno es Putin..."
El artículo completo de Gina Montaner, aquí

Pages