Para formar parte de la información

Gina Montaner

Yo sí tengo miedo: El coronavirus es devastador

Gina Montaner's picture

de recibir una artillería de medicamentos y cócteles experimentales para combatir el COVID-19, el presidente Donald Trump proclamó que no había que tenerle miedo al virus ni permitir que domine nuestras vidasstrong>. Lo hizo tras salir de un hospital donde recibió los cuidados más esmerados por parte de médicos que lo han continuado atendiendo en la Casa Blanca.

La mala y la buena suerte durante el coronavirus

Gina Montaner's picture

En el trayecto de casi nueve horas de Madrid a Miami los auxiliares de vuelo se aseguraron de que los pasajeros hicieran uso de la mascarilla, salvo a la hora de la comida o la merienda.
Durante el viaje leí de un tirón la nueva novela de Rosa Montero, La buena suerte. En el relato a los personajes, que huyen de distintas circunstancias en sus vidas, les suceden todo tipo de infortunios, pero, de algún modo, la buena suerte pesa más que las desventuras.

España, un país con un paisaje de mascarillas

Gina Montaner's picture

Desde que el coronavirus comenzó su tournée mundial los vaivenes del efecto de la pandemia fluctúan por país. Al principio, cuando la alarma estalló en marzo, España fue uno de los más afectados y la población pasó por un confinamiento estricto que duró tres meses. La angustia era mayúscula, con una riada de muertos que en especial se ensañó con las residencias de ancianos.

El muro de humo: Steve Bannon y la acusación de estafa millonaria

Gina Montaner's picture

Steve Bannon ha sido siempre un personaje turbio cuyo hábitat son las alcantarillas del poder a la sombra. El que fuera presidente de la publicación ultraderechista Breitbart adquirió un perfil más visible como jefe de campaña de Donald Trump en 2016. En aquel entonces se presentaba como el gurú ideológico del entonces candidato. Bannon era ducho en echar a andar teorías de conspiración que, por descabelladas que fueran, hicieron mella en la campaña de Hillary Clinton.

Honremos a Oscar Peña y mantengamos su sueño para Cuba

Gina Montaner's picture

Las primeras informaciones acerca del fallecimiento del opositor cubano Oscar Peña circularon en la mañana del pasado viernes como un murmullo. Aún no se había reflejado en los medios digitales, pero quienes lo conocieron bien circularon la triste noticia: Oscar había muerto horas antes, al parecer, según personas allegadas, víctima del coronavirus. Había sido un perseverante luchador por la libertad de Cuba.

Nuestros muertos durante la pandemia del coronavirus

Gina Montaner's picture

Cuando el coronavirus comenzó a arreciar nuevamente en Estados Unidos como consecuencia de una desescalada apresurada en muchas partes del país, los expertos médicos advirtieron de que tarde o temprano casi todos tendríamos conocidos o personas cercanas afectadas por el virus.

La ridícula idea de no volver a vernos

Gina Montaner's picture

Hace unos años la escritora española Rosa Montero escribió un magnífico libro titulado La ridícula idea de no volver a verte . Sobre su obra, la reconocida autora dijo que abordaba el duelo que sufrió la científica Marie Curie cuando perdió a su marido, y también su propio dolor por la muerte reciente de su esposo, el periodista Pablo Lizcano.

Alexandria Ocasio-Cortez le da una estocada a la misoginia

Gina Montaner's picture

El pasado jueves la congresista demócrata por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) dio una lección magistral en el hemiciclo. En esta ocasión no sacó los cartuchos de su retórica progresista (que por momentos colinda con el populismo), sino que se centró en poner en su sitio a su homólogo republicano por la Florida, Ted Yoho. Y lo hizo con un elocuente discurso de 10 minutos que dejó al descubierto la misoginia rampante de muchos políticos.

El mundo de Macondo en Jerusalén

Gina Montaner's picture

La definición de “designio” es la de una intención o un propósito. Para una persona creyente la existencia puede girar en torno a un mandato divino, mientras que para un agnóstico la vida sencillamente se moldea por medio de la voluntad propia que traza el libre albedrío.

Estado de emergencia en la Florida

Gina Montaner's picture

Unos días antes de la festividad del 4 de julio tocó a mi puerta un empleado de una tienda de artículos electrónicos. Traía una televisión nueva y, siguiendo el protocolo del establecimiento, no entró hasta colocarse unas bolsas de plástico sobre los zapatos y desinfectar la caja. Me saludó con mascarilla y le correspondí recibiéndolo con mi protector facial.

El poderoso brazo económico de China pone a Zoom de rodillas

Gina Montaner's picture

En el periodo de confinamiento que produjo el estallido de la pandemia hubo un auge de plataformas para encuentros virtuales. Durante los casi tres meses en los que resultó imposible ver a familiares y amigos, las pantallas de los ordenadores y teléfonos móviles sirvieron de escenarios para celebrar cumpleaños, tertulias y hasta graduaciones universitarias.

Volver y no mirar atrás

Gina Montaner's picture

Han sido casi tres meses de confinamiento salvo incursiones a supermercados en busca de víveres. Durante semanas el encierro se convirtió en refugio mientras afuera arreciaba el virus. La consigna casi universal era que había que quedarse en casa para detener la calamidad que se había desatado.

La piel gruesa, o la manifestación del racismo institucional en EEUU

Gina Montaner's picture

Seguramente, dentro de unos días el ruido y la furia que ha provocado la muerte de George Floyd a manos de un grupo de policías en Minneapolis solo habrán dejado una estela de destrucción y de más división que se encarga de fomentar el presidente Donald Trump. Los hechos, que pueden remontarse a la época de la esclavitud, se han repetido con mayor o menor grado de crueldad, pero forman parte del racismo sistemático que hasta hoy estigmatiza a la comunidad afroamericana en Estados Unidos.

Ese mundo de antaño, el que conocimos, ya no existe

Gina Montaner's picture

El encierro comenzó cuando el cataclismo ya era inevitable.

Al principio aventurarse a caminatas solitarias (o al menos evitando a gente que todavía paseaba en grupos) parecía razonable. Incluso apetecibles con el fin de no perder la sana costumbre del mejor ejercicio cardiovascular. La idea de un confinamiento prolongado todavía era muy nueva y el cerebro tarda en acomodar situaciones que nunca antes se nos antojaron posibles.

Un gesto de humanidad para los pasajeros de cruceros durante el coronavirus

Gina Montaner's picture

Lo que se les negó en Chile, Argentina y Perú se hizo realidad en el sur de la Florida. Para la mayoría de las personas a bordo de los barcos Rotterdam y Zaandam la orilla de Fort Lauderdale se convertiría en la Tierra Prometida: las autoridades locales y la administración Trump habían accedido a seguir un plan para salvarlos de su terrible odisea.

Crisis del coronavirus: La enfermedad y el remedio

Gina Montaner's picture

En estos días de encierro necesario y responsable sobra el tiempo –me temo que demasiado– para escuchar a los políticos en prolongadas ruedas de prensa de las que se salva poca información sustancial.

Ocurre en España, donde el gobierno socialista a duras penas puede contener una gravísima crisis que se traduce en miles de muertes por una falta de previsión que está provocando un clamor popular.

El acercamiento emocional es la única certeza que nos queda

Gina Montaner's picture

Nos han tocado vivir tiempos desconcertantes.

Escucho, no sin cierto desconcierto, al presidente de Estados Unidos comenzar una rueda de prensa sobre la pandemia del coronavirus arremetiendo contra los medios de comunicación. Un comentario extemporáneo mientras todo el mundo anda preocupado por la escasez de kits para hacerse la prueba y hasta de mascarillas para el personal técnico que se juega la vida en hospitales que no dan abasto.

La vicepresidencia en EEUU, premio de consolación para las mujeres

Gina Montaner's picture

En las primarias del 10 de marzo Joe Biden nuevamente le ganó por goleada a su rival Bernie Sanders. En esta ocasión se impuso ampliamente en Mississippi, Missouri y hasta en Michigan.

Después de su resurrección triunfal en el "supermartes" del pasado 3 de marzo, la ola a favor de quien fuera vicepresidente en la administración Obama ha tomado velocidad contra una “revolución” social que parece desinflarse por momentos.

¿El candidato ideal para derrotar al trumpismo?

Gina Montaner's picture

Dicen que para avanzar en política la percepción de los votantes es fundamental. La noche de las primarias demócratas en 15 estados y territorios conocida como “supermartes”, ha sido la prueba de que un candidato que hace dos semanas parecía un cadáver político puede imponerse en una contienda que muchos daban por perdida.

Es la historia del ex vicepresidente Joe Biden, quien si logra asegurar su nominación en la convención que se celebrará en Milwaukee en julio, habrá roto el maleficio de ser un perdedor en las carreras presidenciales.

El desaire del gobierno español a Juan Guaidó

Gina Montaner's picture

Si algo está comprobado es lo difícil que resulta desembarazarse de un gobierno despótico. Es el caso de Venezuela, donde Hugo Chávez triunfó en las urnas hace dos décadas y poco después impuso un modelo autoritario copiado de la revolución cubana.

Precisamente otro caso es el de Cuba, donde en 1959 Fidel Castro estableció una dictadura sin celebrar elecciones. Él y sus hombres se limitaron a bajar de la Sierra Maestra en medio de un clamor popular que en aquel momento pasó por alto las alarmantes señales que emanaban de un tipo con vocación de caudillo.

¿Estamos cerca de ver a una mujer ganar la presidencia de Estados Unidos?

Gina Montaner's picture

A vueltas con el dilema acerca de si una mujer puede llegar a ser presidente de Estados Unidos. A estas alturas de la película debería resultar incomprensible que todavía parezca improbable que los votantes elijan a una señora para ocupar la Casa Blanca.

Sin embargo, tal y como se ha podido ver estos días a raíz de la polémica entre los aspirantes demócratas a la presidencia Elizabeth Warren y Bernie Sanders, tan atávico prejuicio pervive en la conciencia colectiva.

Pages