Para formar parte de la información

Gloria Cuenca

La izquierda y sus rollos

Gloria Cuenca's picture

La izquierda, transcurridos los desastres en el siglo XX, con la desaparición de la Unión Soviética, de las llamadas "democracias populares" y el derrumbe del Muro de Berlín, quedó traumatizada. No ha podido superar el caos en el cual se sumergió y se la pasa, como en el "boxeo de sombra", peleando con fantasmas sin lograr establecerse coherentemente. Por supuesto, no son todas ni todos. Hay excepciones.

Ser demócrata

Gloria Cuenca's picture

Ser demócrata no es tarea fácil. Hay que hacer una introspección para darse cuenta de que se está dentro de los parámetros de la democracia. Está de moda una sentencia, atribuida a Voltaire, el de la Ilustración, quien supuestamente decía, "no estoy de acuerdo con lo que piensas, pero daría mi vida para que sigas pensando como quieres". No sé si fue el gran enciclopedista el autor de la frase, pero si no lo hizo, merecía haberlo dicho. Nuestro amado país se encuentra en la encrucijada, entre democracia o dictadura totalitaria.

Utopía y realidad

Gloria Cuenca's picture

Continúo con la tarea de revisar los mitos de la izquierda revolucionaria. De los más importantes, la defensa de los derechos humanos y de la libertad de expresión. Con esos conceptos la izquierda radical "juega y manipula" de la peor manera. Cuando hay democracia, se parecen a plañideras: denuncian, luchan, pelean, gritan, se rasgan las vestiduras por la defensa de la libertad de expresión y los derechos humanos. Exigen de los gobiernos democráticos toda clase de libertades. Cuando llegan al poder, inician el camino inverso.

Los mitos de la izquierda

Gloria Cuenca's picture

No es un secreto para nadie. Hablo y escribo, constantemente, sobre eso: fui de izquierdas, así en plural, como les gusta a los españoles, por mucho tiempo. Conozco la mitología de la izquierda y sé que hay mucha gente de buena fe que cree, efectivamente, que los cambios, el desarrollo y el progreso solo se dan a partir de gobiernos de izquierdas. Con tristeza descubrí, hace muchos años ya, que el socialismo real era lo más reaccionario y anti-cambios que una pueda imaginar.

Golpistas y golpes

Gloria Cuenca's picture

En 1945, el 18 de octubre tenía 4 años y 11 meses de nacida; sin embargo, recuerdo ese golpe de Estado con claridad. Desde ese momento sentí un profundo desprecio por los golpes de Estado. En esa oportunidad, además del desprecio, en mi casa se vivió el drama de que mi tío Héctor Cuenca, gobernador del Zulia, fue hecho prisionero. Con 8 años ya cumplidos presencié muy de cerca el golpe de Estado del 24 de noviembre que dio al traste con la muy famosa "Revolución de Octubre" de los adecos. ¡Qué manía esa de ponerle revolución como apellido a todo!

El mecate de oro

Gloria Cuenca's picture

Pareciera que en el país hay un sector de los oficialistas que quieren competir por un nuevo premio, a punto de instaurarse: se trata de "El mecate de oro", que no es otro que un premio al jalamecate del año, para ser decente y decirlo de manera coloquial a la vez. El o la, no lo sé, que inventó darle el Premio de Periodismo Alternativo al innombrable se la comió. No sé si se trata, como decían en mi época, de "un chiste o una receta de cocina".

Los bolívares de la dignidad

Gloria Cuenca's picture

Ocurrió en Panamá, en el infame régimen de Noriega: se recogieron miles de dólares, (allá es la moneda) para pagar, multas arbitrarias, de esas que suelen poner los regímenes para intentar acabar con la Libertad de Expresión. Se recogieron centavos de dólar. La campaña tuvo el nombre de los "centavos de la dignidad". Viendo lo maravilloso que es nuestro pueblo democrático y como salió a la calle, en algunos casos, a dar lo que no tiene, para solventar la multa grosera que le han impuesto a Globovisión, no pude sino recordar aquél hecho.

La ética, nuevamente

Gloria Cuenca's picture

No queda otra. Hay que escribir sobre cuestiones de ética, imprescindible en estos momentos. Algunas mentiras, el Gobierno las dice y repite. Parece que se auto convence de que está diciendo la verdad, lamentablemente. Podemos darnos cuenta, el régimen se basa en mentiras. Una tras otra. Con un cinismo que espeluzna y sorprende. Me pregunto, ¿habrá gente que todavía cree a pie juntillas lo que dicen y repiten? ¿O se hacen los locos? Una de las últimas mentiras quisieron esparcirla al viento, cuando se anunció la constitución de la mesa de la unidad.

La mordaza intelectual

Gloria Cuenca's picture

A propósito de los intelectuales que valientemente nos visitan para celebrar el 25 aniversario de Cedice, y hablar de la libertad y la democracia, a los genios del régimen no se les ha ocurrido otra cosa que retener en el Aeropuerto de Maiquetía a los Vargas Llosa, padre e hijo. Los funcionarios les advierten que no pueden hablar de política nacional, menos del régimen que Venezuela sufre y que ya todo el mundo sabe de qué se trata y para dónde quieren llevarnos.

El rabo de la puerca

Gloria Cuenca's picture

En Margarita ­tierra adoptiva­ hay un refrán popular y simple: "Ahora sí torció la puerca el rabo". Se usa cuando pasan cosas sorprendentes y no hay una exclamación lo suficientemente expresiva para manifestar el asombro. Ante el desastre desatado por el régimen contra la cultura, no queda sino decir "ahora sí es verdad que la puerca torció el rabo". Veamos lo que han hecho con los libros de la Biblioteca del Estado Miranda: han quemado 65 mil ejemplares para transformarlos en papel higiénico.

La libertad de expresión

Gloria Cuenca's picture

El proceso que lleva de lalibertad de pensamiento, en Grecia con Sócrates ­condenado a tomar la cicuta­, a la libertad de expresión está signado por sufrimientos, luchas y, por encima de todo, a la decisión de seres humanos de no dejarse quitar una nueva libertad. Adquirida a partir del desarrollo de la imprenta y la invención de los tipos móviles por Johannes Gutenberg, la prensa pasó a ser adorada y odiada con la misma intensidad, según quien la necesitara y quien sintiera que mediante ideas transmitidas por los impresos se podía transformar al individuo.

Agresiones a granel

Gloria Cuenca's picture

El régimen en su desesperación ha optado por el camino de la represión. A todas las violencias que nos ha sometido en los últimos días, se agrega, ahora, la brutal represión contra la pacífica marcha del 1 de mayo. Con gran descaro el innombrable dice que se usaron "una potecitos de bombas" como sí efectivamente no hubieran desplegado a la Policía Metropolitana y una cantidad tal de efectivos que, sí así se enfrentaran a los malandros, que tienen en vilo a la ciudadanía, otro gallo cantaría.

Disociación ética

Gloria Cuenca's picture

He escrito sobre este tema. Los acontecimientos obligan a volver sobre la ética y su incongruencia. ¿Qué es la disociación ética? Se trata de personas que dicen una cosa, desde el punto de vista ético: "combatiremos la corrupción" por ejemplo, y quienes lo rodean se dan cuenta de que es corrupto o cómplice de los corruptos. Es decir, la acción entra en contradicción con lo dicho verbalmente. Mucha gente no cae en cuenta de qué está pasando. A pesar de la ingenuidad, la gran mayoría hace conciencia de la contradicción entre lo que se dice y lo que se hace.