Vuelven los tiempos de oro para el guano, excremento de aves, en Perú como fertilizantes