Fariñas es "pesimista" sobre las excarcelaciones tras 80 días de huelga de hambre

Pero "prefiero seguir siendo pesimista", dijo el opositor sobre la posibilidad de que se produzcan excarcelaciones con motivo de la próxima visita a la isla del "canciller" del Vaticano, Dominique Mamberti.

El pasado domingo, las disidentes Damas de Blanco expresaron su esperanza de que la visita de Mamberti en junio, con motivo de la Semana Social de la Iglesia cubana, conlleve algunas liberaciones como ocurrió tras el viaje del papa Juan Pablo II a la isla en enero de 1998.

Precisamente, la mediación del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, permitió la reanudación de las marchas dominicales de las Damas de Blanco -con las que piden la libertad de sus familiares encarcelados en la Primavera Negra de 2003- tras semanas de actos de hostigamiento contra el grupo por parte de seguidores del Gobierno.

Fariñas comentó a Efe que días después de ese "gesto" -que él mismo calificó en aquella ocasión de "alentador"- recibió la visita de dos religiosos, representantes de la Iglesia, para hablar con él sobre las posibilidades de mediación ante el Gobierno. Según el disidente, los religiosos que lo visitaron fueron José Félix Pérez Riera, secretario adjunto de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba y un representante del Arzobispado de La Habana.

Sobre su estado de salud, Guillermo Fariñas dijo que hoy fue sometido a un examen que confirmó que su diagnóstico es grave aunque estable. Tras ochenta días en huelga de hambre y sed, Fariñas, hospitalizado desde marzo, pesa 67,5 kilos, presenta una temperatura de 36,3 grados, una tensión de 100-60 y una frecuencia cardiaca de 86 latidos por minuto, según precisó. EFE

Categoria: