Someten a prueba ADN a hijos adoptivos de dueña del poderoso grupo Clarín de Argentina

La entidad humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo considera que ambos jóvenes adoptados en 1976 por la propietaria del diario Clarín, son en realidad hijos de desaparecidos nacidos durante el cautiverio de sus madres en el régimen militar.

Abuelas de Plaza de Mayo ha restituido la identidad a un centenar de hijos de opositores que fueron apropiados en aquella etapa, sobre un total de 500 casos estimados.

Las pruebas se realizaron en medio de una controversia con las dos familias querellantes y las Abuelas de Plaza de Mayo que consideraron "ilegal" que la extracción de muestras de sangre no se haya realizado en el Banco Nacional de Datos Genéticos, que alberga el mayor archivo de muestras de familiares de desaparecidos.

El abogado de la familia Noble Herrera, Jorge Anzorreguy, afirmó que el examen "se realizó correctamente" en el Cuerpo Médico Forense de Buenos Aires y dijo que responde a una decisión de la Cámara de Casación, una de las más altas instancias judiciales.

En cambio, el apoderado de la querella, Mariano Gaitán, sostuvo que el examen "se ha realizado en una institución que no es la perito oficial para realizar este tipo de análisis".

"La ley claramente establece que es el Banco Nacional de Datos Genéticos donde se deben hacer todas las pericias relacionadas con casos de sustracción de menores durante la dictadura, y eso incluye la extracción de las muestras", afirmó Gaitán sobre la institución encargada de cotejar las pruebas para esos casos.

El Congreso argentino aprobó el 19 de noviembre pasado una ley que permite que ante una sospecha de que alguien puede ser hijo de desaparecido, la justicia debe exigir la obtención de muestras de ADN para comprobarlo, sea voluntaria o compulsivamente, aunque "del modo menos lesivo y sin afectar el pudor". AFP

Categoria: