En busca de los mil hermanos perdidos del Sol, nacieron junto a él hace 5.000 años