La homeopatía y la acupuntura ganan terreno a la medicina convencional

Si antes fueron los herbolarios los que sufrieron un 'boom' comercial, ahora son otros métodos los que se están abriendo paso, no sólo en las enfermedades más comunes, sino también a la hora de tratar psicopatías, lesiones musculares...

Homeopatía

Es una 'pseudociencia' de medicina alternativa, caracterizada por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos que curan de una forma efectiva y poco agresiva para el cuerpo humano.

Tiene una amplia y creciente popularidad siendo financiada o cubierta por algunos sistemas de sanidad pública. Aunque esta técnica ya se usaba desde tiempos de Hipócrates, fue a finales del siglo XVIII cuando se empezaron a administrar estos medicamentos. Los medicamentos homeopáticos, como cualquier otro medicamento, son prescritos por médicos y dispensados por farmacéuticos.

Otra técnica sin principios farmacológicamente activos son las flores de Bach, remedios florales que están elaborados cada uno según un tipo específico de flor y algunos también con otras partes de la planta, que están destinados a aliviar desequilibrios psicoemocionales y de carácter (tales como miedo, impaciencia, angustia...) para influir o prevenir enfermedades.

Acupuntura

Es una técnica de medicina tradicional china que se basa en la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente.

Este método es apropiado para el tratamiento de un amplio abanico de patologías, destacando su uso en hernias discales, alergias, procesos inflamatorios o infecciones gripales, entre otras afecciones.

Además, es importante destacar su uso como analgésico, e incluso para reducir el dolor en procedimientos quirúrgicos. También para las personas que odian las agujas, existe otra variante denominada acupuntura electromagnética, que sigue los mismos principios que la acupuntura tradicional, pero que en lugar de agujas, se aplican pulsaciones electromagnéticas con un aparato especial, o también se pueden colocar pequeños magnetos terapéuticos, que proporcionan múltiples beneficios.

Reflexología

Es la práctica de estimular puntos sobre los pies, manos, nariz u orejas (llamados zonas de reflejo), basada en la creencia de que tienen un efecto benéfico sobre otras partes del cuerpo, o de que mejorará la salud general.

Otro método que se basa en lograr la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de las manos del practicante, canalizando cierta supuesta energía vital, es el Reiki.

Osteopatía

Se basa en que todo el cuerpo trabaja conjuntamente y por medio de la manipulación del sistema músculo-esquelético, se pueden curar las afecciones de órganos vitales o enfermedades, ya que esta manipulación ayudaría a revitalizar el riego sanguíneo o devolver el grado de movilidad normal a la articulación dañada y por tanto a la curación del paciente.

Dentro de las nuevas técnicas para curar lesiones musculares, también se ha puesto de moda el Shiatsu.

Iridología

Es un método de diagnóstico que muestra los desequilibrios patológicos y funcionales en el cuerpo, así como espirituales o psicológicos, a través de una serie de lesiones, manchas, líneas y decoloraciones en el iris del ojo.

Fuente: Que.es

EA

Categoria: