Huevos de Pascua: Una tradición alemana de la Semana Santa en la Colonia Tovar

En este pintoresco pueblo enclavado en los Valles de Aragua, y de tradición alemana, se realizan los nidos germanos para celebrar la venida de los conejos de pascua con sus huevos.

"Esta tradición tiene sus raíces en una costumbre alemana, en la que se hacían huevos de chocolate que simbolizan la fertilidad, el catolicismo y un nuevo tiempo para las cosechas", comentó Mariela Muttach, habitante de Tovar.

Los huevos de pascua son preparados en familia por las mamás y las tías, que los pintan con colorante; otras utilizan una tinta que traen de Alemania justamente para esta celebración.

"Los huevos se caracterizan y se esconden detrás de los árboles o entre la grama, para que los niños el domingo de pascua los busquen en los patios de las casas. Es como el niño Jesús, se van a buscar en el patio de la casa los huevos y comparten con los demás primos", expresó.

También los padrinos entregan a los ahijados cestas con chucherías y huevos, dándole la bendición porque Dios resucitó y está entre nosotros.

Los huevos de pascua forman parte del arte culinario de los habitantes del municipio Tovar y en estos días santos se comercializan en las tiendas del casco central de este pueblo.

Muttach explicó que el lunes después de Semana Santa los pobladores de La Colonia Tovar asisten a la Capilla de la Resurrección. Las familias se reúnen, llevan comidas, dulces y los huevos pintados de colores. Allí el párroco del pueblo realiza una misa matutina.

Allí se realiza la bendición de las cosechas y los alimentos, y todos los presentes comparten un día de camping.

Erika Maldonado, comerciante del municipio Tovar, comentó que los huevos de pascua son muy buscados por los visitantes en estos días santos.

En los locales comerciales se puede ver el conejo de pascua como figura decorativa de la Colonia Tovar. Para cumplir con esta tradición de los alemanes, se compran los conejos y los huevos y se hace un nido para el domingo de resurrección.

En las pintorescas tiendas del pueblo se consiguen conejos elaborados en foami para colocar los huevitos.

Hay paquetes que contienen 12 huevos y tienen un precio de 50 bolívares; hay un huevo mediano y trae mini huevos adentro y cuesta 20 bolívares, mientras que el huevo grande cuesta entre 25 y 30 bolívares.

Para llegar a este poblado pueden subir por el estado Aragua, en el sector Pie de Cerro. Allí recorrerán 20 kilómetros de carretera, con pendientes y curvas propias de la zona montañosa. Quienes vienen desde Caracas, pueden agarrar la vía hacia El Junquito y llegan al poblado alemán.AVN

Categoria: