Chávez dice a "Gato" Briceño que sustente su denuncia sobre contaminación de agua

Indicó que "la derecha, la burguesía, basa toda su estrategia en la mentira, las grandes mentiras".

"Y este año, en el marco de la campaña electoral rumbo al 7 de octubre, no podía ser de otra manera y andan enloquecidos inventando cualquier cantidad de mentiras", puntualizó.

Salas pidió recientemente al Gobierno que declarara el estado de emergencia en la región central del país por la contaminación del agua potable en Carabobo, lo que, aseguró, afectaba al vecino estado de Aragua y al Distrito Capital.

Según el gobernador, la empresa encargada de la gestión del agua, Hidrocentro, estaba tomando el agua de lago de Valencia -en Carabobo- y mandándola directamente a la planta potabilizadora, donde le colocaban cloro y sulfato de aluminio, sin pasarla previamente por dos plantas de tratamiento.

"Cómo va a salir alguien a decir tamaña mentira sin tener ni una sola prueba", dijo Chávez, quien el pasado 20 de marzo exhortó a la Fiscalía y al Tribunal Supremo "a cumplir sus responsabilidades" y actuar contra opositores que denuncian una contaminación masiva del agua potable, lo que calificó de "terrorismo mediático".

Al día siguiente, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, anunció que solicitó a un juzgado una medida cautelar para que todos los medios de comunicación estén obligados a acompañar sus informaciones sobre la contaminación del agua de un informe técnico que las avale.

Ortega aseguró que tenía en sus manos las pruebas de que las aguas para el consumo humano del país se encuentran en condiciones óptimas, pues señaló que en Venezuela se sigue un protocolo internacional avalado por la Organización Mundial de la Salud para controlar y garantizar que son potables.

Las denuncias de la calidad del agua en Caracas y los estados vecinos fueron antecedidas de una polémica por una ruptura de una tubería que esparció crudo sobre el río Guarapiche, en el oriental estado de Monagas, el pasado 4 de febrero.

Ese incidente obligó a suspender la distribución de agua en Maturín, capital de Monagas, durante casi mes y medio. EFE

Categoria: