Maduro sigue cruzada contra la inflación con ofertas y arrestos

Por estas acciones, según un balance de la fiscalía general, se han detenido a 28 personas, hay 10 órdenes de captura y tres comercios ocupados por las autoridades.

A las puertas de una tienda del este de Caracas, Ana García, gerente comercial, lleva dos horas haciendo fila para entrar en grupos de 10 al establecimiento, custodiado permanentemente por dos policías.

"La medida de Maduro es buena para nosotros, pero supongo que mala para el empresario. Si de verdad los propietarios de las tiendas importan sus productos a dólar oficial (6,30 bolívares) y lo venden calculándolos al negro (más de ocho veces más), se están burlando del pueblo", explica García a la AFP, mientras varios compradores salen con televisores plasmas, microondas y lavadoras, rebajados a más de la mitad de su precio original.

Maduro viene denunciando un alza artificial de precios en el marco de una "guerra económica" contra su gobierno, que según él, ha disparado la inflación anualizada al 54,3%.

El viernes ordenó una operación para rebajar los precios de electrodomésticos, y el domingo anunció que seguirá con textiles, calzado, juguetes, ferretería y automotor.

"Esto es un saqueo legal", gritaba en una tienda de Caracas otro comprador, que acababa de hacerse con un televisor por 18.000 bolívares, que antes de este fin de semana costaba 37.000 bolívares.

En las aglomeraciones se han vivido momentos de tensión que no han pasado a mayores, pero Maduro pide calma y acusa a la oposición de supuestos actos de provocación.

"Tuvieron dos reuniones importantes (la oposición), decidieron salir a infiltrar las colas (filas) para generar violencia", dijo al tiempo que ordenó movilizar organizaciones sociales afines al chavismo y a milicianos voluntarios a colaborar en la vigilancia.

Miembros del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), acompañados por las fuerzas de seguridad, inspeccionaron las tiendas de electrodomésticos para comprobar la rebaja de precios y en algunos casos se llevan detenidos a sus dueños, según la prensa local.

El gobierno también detalla un mecanismo para que las tiendas que incurrieron en sobreprecios devuelvan a consumidores el excedente y el presidente emplazó a aquellos comercios que cerraron sus puertas a que reabran a más tardar al mediodía del martes.

La denuncia de sobreprecios ilegales tiene de fondo el control de cambios vigente desde 2003 en este país con las mayores reservas petroleras del mundo y que importa la mayor parte de los productos que consume.

El dólar se cotiza oficialmente en 6,30 bolívares, mientras que en el mercado negro supera en más de ocho veces esa tasa y crece semanalmente.

Los empresarios se quejan de que no reciben suficientes dólares del gobierno y que se ven obligados a adquirir divisas en el mercado negro para importar sus productos, lo que elevaría los precios.

Sin embargo las autoridades dicen otorgarles dólares suficientes y acusan a importadores y dueños de comercios de especulación.

Maduro anunció también que limitará las ganancias del aparato productivo del país y que pedirá penas severas para los especuladores.

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, que admitió "prácticas desleales" entre algunos empresarios, rechazó este lunes en una radio local estas nuevas acciones del gobierno. Aseguró que la única manera de detectar a los especuladores es que el gobierno revele que empresarios han recibido los dólares oficiales.

"Ellos (el Gobierno) dicen que han dado 34 millones de dólares, pues que publiquen la lista y ahí los venezolanos podamos saber quienes son", dijo Roig.

"Y cuando se acaben los inventarios de electrodomésticos que están liquidando...quedará el vacío", escribió en Twitter el economista Luis Vicente León, que asegura que la "especulación" es algo "típico de las economías controladas".

León, presidente de la consultora Datanális, sostuvo que sería más productiva "una política de sinceración cambiaria, disciplina fiscal y estímulo a la producción local".

"La popularidad que se genera por acciones populistas insostenibles suele ser volátil, pero funciona a corto plazo para una campaña electoral", agregó León en referencia a las municipales del 8 de diciembre. Esos comicios son vistos como un plebiscito sobre la gestión de Maduro, heredero del fallecido presidente Hugo Chávez. AFP

Categoria: