Resolver un crucigrama por día mantendría controlada la memoria