Ahmadineyad admite problemas con las sanciones y las considera una guerra total

"Hay obstáculos para hacer transferencias de dinero, hay obstáculos para vender petróleo, pero vamos a retirar esos obstáculos", dijo Ahmedineyad en la entrevista de la que se hacen eco hoy medios locales, y en la que apuntó que las sanciones de EEUU y la Unión Europea incluso dificultan la compra de productos básicos, como los alimentos.

El gobernante iraní afirmó que, de todos modos, "seguiremos adelante y, con la ayuda de Dios, ganaremos" la disputa con Occidente, que presiona a Irán para que detenga su programa nuclear, que sospecha que puede tener una faceta armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil.

El pasado 1 de julio, la Unión Europea impuso un embargo petrolero total a Irán, que ha afectado a sus ventas en todo el mundo, ya que también proscribe los seguros para el transporte de crudo, lo que hizo que sus exportaciones se desplomaran en ese mes.

Las autoridades iraníes aseguraron que las exportaciones de crudo se recuperaron en agosto, después de que varios países asiáticos, como China, la India y Japón, habilitaran fondos para cubrir los seguros de transporte, lo que también hizo Irán para garantizar las entregas a otros clientes importantes, como Corea del Sur.

Tanto la Unión Europea como EEUU reforzaron también las sanciones financieras a Irán y a sus bancos, incluido el Banco Central, lo que provocó graves problemas de transferencia de dinero y dificultades para obtener divisas extranjeras y cobrar y pagar las exportaciones e importaciones.

En su intervención, Ahmadineyad atacó al actual sistema de gestión de la ONU, del que dijo que "es exclusivo y la exclusividad lleva a la corrupción", en referencia al derecho de veto de las grandes potencias en el Consejo de Seguridad, y propugnó que todos los países estén en pie de igualdad para tomar decisiones. EFE

Categoria: