Un científico y un artista crean una piel a prueba de balas en Estados Unidos