Gilber Caro: Gobierno ha convertido a delincuentes en niños malcriados

Gilber Caro conoce, de primera mano, la situación de las cárceles venezolanas. Durante una década (entre 1994 y 2004), la prisión se convirtió en su hogar y debió adaptarse a la rutina y las normas del centro. Un conocimiento que, una vez terminado el cumplimiento de su condena, le ha servido para consolidarse como un experto en materia penitenciaria y, superando las barreras de la reinserción social, convertirse en el cofundador de la ONG para la reinserción social Dale la mano a tu par.

Como un gurú nacional en materia carcelaria, Caro afirma que la falta de políticas durante los últimos 60 años ha desencadenado en la actual crisis penitenciaria que afecta al país. “El problema está en que ningún gobierno ha sido capaz de admitir el fracaso del modelo de las cárceles. Es necesario partir de este punto para comprender la necesidad de un cambio total en el modelo nacional”, apunta.

Caro asegura que “en Venezuela hemos pasado de un modelo muy represivo, vivido en los 40 años de la llamada Cuarta República, a uno muy permisivo con la llegada de Chávez”. El experto explica que “antes se trataba a los presos como a un niño que, tras sacar malas calificaciones, es encerrado en su cuarto, se le obliga a dormir en el piso y se le priva de todos sus videos juegos o teléfono. Actualmente, al mismo niño se le premia por las malas notas comprándole regalos o llevándole al parque. En pocas palabras, convirtiéndole en un niño malcriado que patalea y llora para obtener lo que quiera”, precisa.

En este sentido, describe la situación penitenciaria como “un puente que, mientras por debajo corre el agua sucia y llena de problemas, por encima se ha decorado con flores y pintura nueva”.

Falta de autoridad
Para Caro, la vinculación del actual gobierno con grupos delictivos, como los Tupamaros, ha restado autoridad. “Los presos son como el niño que, una vez castigado, busca cualquier error de su padre para poder recriminárselo y librarse de su pena. Es decir, ir quitándole su autoridad para poder actuar con total libertad”, aclara.

Una situación que podría explicar la fallida creación del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario. “Me parece que Iris Valera recibió el cargo inesperadamente y, por su desconocimiento de la realidad carcelaria, ha empeorado la situación. Algo que sigue haciendo al no admitir sus errores”, explica el experto, quien agrega que “es mentira que se necesitan 20 años para resolver el problema de la delincuencia en Venezuela, lo que hace falta son políticas que se cumplan, ya que hay cientos de ciudadanos que, desde el anonimato, trabajan cada día para terminar con la violencia y ayudar a la unión”.

Liberar las soluciones
El cofundador de Dale la mano a tu par afirma que las soluciones existen y que están ya expuestas en la propuesta de gobierno de Henrique Capriles. Un plan que, diseñado con el apoyo del experto, plantea la colaboración entre varios ministerios con la finalidad de crear una mega-estructura capaz de organizar y gestionar el sistema de justicia y penal nacional.

El nuevo modelo abarcaría todas las etapas, partiendo de la prevención entre la población joven y controles generales de seguridad, pasando por una reestructuración de la policía, los sistemas de justicia, purificación de los tribunales, mejoras de las cárceles y, finalmente, la etapa de reinserción. “Este último proceso es un eslabón perdido en el país. Las personas salen de prisión y se pierde su rastro porque ellos intentan ocultar su pasado. Es necesario ahondar en este punto, ya que permitirá abrir un canal que combata la delincuencia y ayude a la integración de todos los ciudadanos”, explica Caro.

Asimismo, está prevista la construcción de entre 20 y 25 cárceles modelo en todo el país y de centros penales para procesados con capacidad para 300 personas que está basado en el modelo británico. Un esfuerzo que, según Caro, empezaría a mostrar sus resultados a sólo un año de su implementación, con mejoras paulatinas durante los próximos años.

@JosePuglisi para Informe21

Categoria: