Para formar parte de la información
 

juguetes sexuales

Llega al clímax con juguetes sexuales ¡Te decimos cómo!

Llega al clímax con juguetes sexuales ¡Te decimos cómo!

Se nos ha enseñado desde la niñez a dormir la voz que es inherente del ser humano, la voz de la pasión. Nos enseñan a verla con reprobación, con miedo, y a esconderla con vergüenza como si estuviéramos haciéndole daño a alguien. Cuando solamente estamos alimentando un hambre que es normal en nosotros, que tenemos que escuchar sus gritos y sus necesidades, que no podemos dejar olvidadas.

10 razones para usar juguetes sexuales

 10 razones para usar juguetes sexuales

El tabú sexual instaurado en la sociedad ha provocado que las personas no se animen a probar juguetes sexuales, ya sea para utilizar con la pareja o individualmente para su autosatisfacción. Existe una gran ignorancia acerca de los tipos de juguetes que hay, tanto que se llega a creer que únicamente hay consoladores, esposas y látigos de “50 Shades of Grey”.

Beneficios que no conocías sobre el uso de los vibradores

Beneficios que no conocías sobre el uso de los vibradores

Caricias, besos, deseo y excitación, todo se conjuga en un solo acto: el sexo. Pero, ¿qué sucede cuando no se alcanza el orgasmo o la erección? Es aquí, donde los vibradores poseen un papel crucial, no sólo como juguetes sexuales, sino también como herramientas para ayudar y tratar males relacionados a la sexualidad femenina.

7 reglas básicas para mantener limpios tus juguetes sexuales

7 reglas básicas para mantener limpios tus juguetes sexuales

Es imposible negar que una vez que tienes en tus manos un juguete sexual, ya no lo sueltas. Sin embargo, es imprescindible conocer las reglas básicas de limpieza que estos necesitan. Para evitar infecciones en zonas íntimas y, sobre todo, alejarlos de todo tipo de bacterias, te dejamos 10 consejos que no debes olvidar.

¿Se apagó la llama? 5 trucos para avivar el fuego (y mantenerlo encendido)

Al principio de un romance todo es pasión, pero con el tiempo, la convivencia y las responsabilidades de la vida diaria, el deseo suele ir quedando en un segundo plano. “El deseo se puede recuperar, pero que no se va a rescatar si uno no hace nada. Hay que trabajarlo, vivirlo, accionarlo, sentirlo. El deseo no va a volver solo. Uno tiene que activar los sensores que van a capturar ideas”, dice la sexóloga Alessandra Rampolla.

Pages